Nuevo Laredo, Tamaulipas.- El próximo 2017 es el año para consolidar todos los proyectos en el Estado y Nuevo Laredo, afirmó el gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, ante cientos de familias neolaredenses que disfrutaron del espectáculo “Tamaulipas tiene una nueva luz”.

En el encendido del árbol de navidad presenciado por el mandatario estatal y el Presidente municipal Enrique Rivas, pidió a las familias mantengan la armonía.

Al gobernador Cabeza de Vaca lo acompañó su esposa, Mariana Gómez de García Cabeza de Vaca, sus hijas Mariana, Sofia y Lourdes; al Presidente municipal, Enrique Rivas, lo acompañaron su esposa Adriana Herrera Zárate y sus hijas, Ana Sofía, Mariana y Alexa.

“Que este próximo año 2017 esté lleno de salud y que todos sus sueños y anhelos se hagan realidad, quiero una vez más refrendar el compromiso que hice con todos ustedes y sus familias, quiero ser un gobernador que trabaje muy de cerca y de la mano con nuestro alcalde para sacar adelante a Nuevo Laredo y Tamaulipas, aquí voy a estar con ustedes, juntos, sociedad y gobierno haremos de Nuevo Laredo una mejor ciudad para vivir, que Dios bendiga a esta tierra, y a toda su gente”, refrendó el Ejecutivo.

Por su parte el Presidente municipal, Enrique Rivas, coincidió que el año 2017 será de nuevos desafíos y retos por cumplir, pero que de la mano de la sociedad y el liderazgo del Gobernador del Estado se podrán enfrentar y cumplir.

“Bajo el equipo que estamos haciendo, vamos a poder rescatar a Nuevo Laredo y darle esa libertad, darle ese liderazgo para poder llevar a Nuevo Laredo y Tamaulipas a los lugares donde nos meceremos, podemos estar seguros de que este año 2016 lo estamos terminando con todo el ímpetu, con toda la determinación, con toda la convicción de generar el bien común y en el 2017 seguramente vendrán grandes desafíos, grandes retos, pero que estamos convencidos lograremos”, señaló el munícipe.

La noche fue mágica para los niños, el espectáculo cultural mantuvo vivo el ambiente navideño, con un cuento de navidad en donde el hada mágica encendió el pino navideño que simboliza estas fiestas.

A su llegada y retiro el gobernador Francisco García Cabeza de Vaca recibió muestras de cariño de los neolaredenses que lo saludaron de mano y durante el evento, en varias ocasiones gritaron su apoyo con “gobernador, gobernador, gobernador”. (Redacción)