Ciudad de México.- El comisionado nacional de seguridad, Renato Sales Heredia, convocó a una reunión el próximo lunes con representantes de los 2,400 alcaldes del país aglutinados en la Conferencia Nacional de Municipios de México (Conam), a fin de establecer protocolos inmediatos de seguridad para los alcaldes amenazados por la delincuencia organizada o bien sufren intimidaciones políticas.

El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, confirmó que la Comisión Nacional de Seguridad trabaja con la Conam los protocolos, que incluirán una escolta de elementos federales, como la que tenía, dijo, el alcalde asesinado de Pungarabato, Guerrero, Ambrosio Soto Duarte.

“Es la primera vez que se ha logrado reunir a los presidentes municipales de diferentes partidos políticos. Estamos haciendo un protocolo para apoyar y respaldar cuando sean circunstancias complejas, para dotar de seguridad como la que tenía el presidente municipal de Guerrero, en el que dimos y lo atendimos, y aun y con esto, el saldo fue que perdió la vida”, afirmó Osorio.

Entrevistados por El Economista, los presidentes de la Asociación Nacional de Alcaldes (Anac), Enrique Vargas del Villar; de la Federación Nacional de Municipios de México (Fenamm), Américo Zúñiga, y de la Asociación de Autoridades Locales de México, Marcos Pérez Calderón, explicaron que en la reunión con Sales Heredia se realizará un mapa delictivo de los municipios y se decantarán los nombres de los alcaldes amenazados a quienes se les brindará la protección federal, sin importar de qué partido sean.

Explicaron que el apoyo será para aquellos munícipes que tengan riesgos contundentes de sufrir un atentado de la delincuencia, como le ocurrió a Ambrosio Soto Duarte, o bien, por cuestiones políticas, como ocurrió con el asesinato del alcalde de San Juan Chamula, Chiapas, Domingo López González. “Por eso tienen que intervenir las secretarías de la Defensa, de Marina, y de Gobernación, para que estos alcaldes que están en un riesgo máximo puedan trabajar a favor de la ciudadanía”, dijo el alcalde panista de Huixquilucan y presidente de la Anac, Enrique Vargas del Villar.

Los tres presidentes de las asociaciones que aglutinan a alcaldes del PAN, PRI y partidos de izquierda, respectivamente, coincidieron en que se analizarán todos los temas de protección para los regidores, incluso la escolta de elementos de la Policía Federal o el Ejército; un seguro de vida para los alcaldes, y la portación de un chaleco antibalas por parte de los munícipes.

“Identificar las zonas de mayor riesgo para los presidentes municipales; tener un protocolo de seguridad especial, que a aquellos con algún antecedente, con algún tema álgido, les pueda dar un fundamento, un miedo motivado; (hay que) tener un canal de comunicación y adquirir las garantías suficientes para proteger su vida”, precisó el presidente de la Fenamm, Américo Zúñiga.

“Vamos a tener una reunión como Conam; (vamos a) ver cómo nos va a apoyar la Secretaría de Gobernación, sobre todo que no eche en saco roto todas las denuncias que han hechos los alcaldes. No queremos seguir lamentando más hechos atroces, más asesinatos viles ni blindar a nuestros presidentes municipales que han manifestado intimidaciones y denuncias”, dijo el perredista Marcos Pérez Calderón.

Aunque dijeron no poder revelar los nombres de los alcaldes amenazados, los tres presidentes de asociaciones municipales coincidieron en que se encuentran en los estados de Michoacán, Veracruz, Tamaulipas, Guerrero y Oaxaca. (Eleconomista.com.mx)