Más de 442 hectáreas han sido quemadas por los incendios forestales que empiezan a registrarse en el centro de estado, reveló Heberto Cavazos Lliteras, Subsecretario de Medio Ambiente.

“En conjunto de la temporada de incendios forestales estamos hablando 442 hectáreas que se han siniestrado”, reveló.

Explicó que la situación se torna complicada ya que el año pasado en todo el periodo de riesgo de incendios forestales apenas se quemaron 200 hectáreas, pero este año las condiciones de humedad escasa propicia que más fácilmente haya incendios.

“En los últimos 15 días se han presentado cuatro incendios más de los que habíamos atendido que son seis en total, en estos momentos cuatro sofocados al cien por ciento, nos encontramos atendiendo dos el poblado San Lucas del Municipio de Jaumave y otro en el ejido Vicente Guerrero de Ciudad Victoria”, informó.

Puntualizó que el aparato de Gobierno se ha movilizado atendiendo Protección Civil con 200 elementos más brigadas ejidales, y personal de la Comisión Nacional Forestal, de Sedena, que aporta dos helicópteros.

“Esperamos una situación complicada, por la ausencia de humedad, un invierno con nulas lluvias; hay material combustible extraordinario, hay que prevenir a la gente de tener cuidado con no provocar incendios”, señaló.

Explicó que se hizo un exhorto a los agricultores para que tomen precauciones y tengan mucho cuidado en el manejo de sus quemas controladas que realizan, ya que pueden salirse de control y ocasionar un riesgo para la población.

Agregó que en este 2016 ya se han registrado incendios en Llera, Antiguo y Nuevo Morelos, Jaumave y Ciudad Victoria.

Actualmente está activo uno que se encuentra en el ejido San José de Salamanca. Este es uno de los más importantes, ya que se han consumido más de 170 hectáreas de pino encino y matorral.

Precisó que en este incendio de manera coordinada la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR), Protección Civil que encabeza por parte del Gobierno del Estado todos estos esfuerzos y Secretaría de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente (SEDUMA), apoya con más de 140 combatientes.

Detalló que la gente de los ejidos que colabora en apagar incendios forestales son beneficiados del Programa de Empleo Temporal, pero previamente recibieron capacitación y equipamiento, para poder estar haciendo brigadas con las comunidades.

“Esto permite tener una capacidad de respuesta en el sitio, adicional al esfuerzo que con dos helicópteros de Protección Civil y de las fuerzas armadas quienes han estado apoyando en estos trabajos”, agregó. (http://www.elmercurio.com.mx/)