El seleccionador de Países Bajos, Frank de Boer, reconoció su decepción por la derrota ante México (0-1) y la justificó en el descanso que les dio a algunos de sus titulares habituales.

“Un resultado así siempre es desagradable, por supuesto”, indicó el técnico a la televisión holandesa NOS.

“Era un partido amistoso y no jugamos con el equipo más fuerte posible. Tal vez podría decir eso como excusa”, explicó.

México se impuso a Holanda

De Boer, que se estrenó esta noche como seleccionador de la Oranje, dejó en el banquillo a figuras como el barcelonista Frenkie de Jong, el portero valencianista Jasper Cillessen y el delantero del Ajax Quincy Promes.

La Naranja mecánica juega próximamente dos partidos de Liga de las Naciones, el 11 de octubre contra Bosnia-Herzegovina y el 14 de octubre contra Italia, ambos fuera de casa.

Esos duelos influyeron en las ausencias de algunas de sus figuras contra México, pero el seleccionador neerlandés se quedó esta noche “con un mal presentimiento porque también queríamos ganar hoy”, indicó.

México se impuso a Holanda

Respecto al debutante Teun Koopmeiners, que jugó en el lugar que normalmente ocupa Frenkie de Jong, dijo que “ha hecho un gran partido”.

“Frenkie de Jong es normalmente muy importante para nosotros en esa posición, pero no se debe subestimar a Teun”, dijo.

El lateral Owen Wijndal, el otro debutante de esta noche como internacional neerlandés, vivió una pesadilla frente al Tecatito Corona, que lo sobrepasó en todo momento por la banda derecha.

“No es fácil debutar. Comenzó fuerte, pero tuvo problemas durante el partido”, indicó De Boer, quien aseguró que el joven futbolista del AZ Alkmaar “puede hacerlo mejor”. (Récord.com.mx)