Estados Unidos.- Con millones de dólares en publicidad, los gobiernos en México ordenan coberturas, limitan la crítica y castigan la libertad de expresión en los medios, según The New York Times.

Un reportaje del periódico señala que el gasto en publicidad oficial de la Administración del presidente Enrique Peña ha creado lo que muchos ejecutivos y periodistas llaman un “gigante de la marca presidencial” capaz de suprimir artículos de investigación, dirigir portadas e intimidar a las salas de Redacción que lo desafían.

A pesar de que prometió regular la publicidad del Gobierno, Peña ha gastado más dinero en publicidad que ningún otro mandatario en la historia del país, casi 2 mil millones de dólares en los últimos 5 años, según datos gubernamentales recopilados por Fundar y citados por el NYT.

La organización enfocada en transparencia reveló que la actual Administración gastó más del doble del Presupuesto de medios que los legisladores le asignaron para 2016.

Líderes de todos los partidos políticos recaudan cientos de millones de dólares en dinero estatal para publicidad, los cuales reparten entre sus medios de comunicación preferidos, según Fundar.

Según ejecutivos de diarios y editores involucrados en las operaciones, algunos secretarios de Prensa del Gobierno exigen abiertamente una cobertura noticiosa positiva antes de firmar un contrato publicitario, señala el rotativo.

“El resultado es un panorama mediático en México en el que los funcionarios federales y estatales dictan las noticias”, indica el NYT, que entrevistó a docenas de ejecutivos, editores y reporteros. (ElSigloDeTorreon.com.mx)