Ciudad Victoria, Tamaulipas.- Ante los hechos de inseguridad que se han registrado en Tamaulipas, pastores cristianos convocaron a unas 20 mil familias de 300 iglesias de la zona centro de la entidad a orar por la paz durante siete minutos en un periodo de 21 días, con el objetivo de pedir a Dios el regreso de la tranquilidad social.

Este grupo denominado Pastores Unidos de Victoria impulsa desde este lunes 14 de marzo el proyecto “7 minutos de oración por Victoria”, que contempla reunir a todas las familias -en punto de las 22:00 horas- en oración durante las próximas tres semanas.

Luis Armando González Isás, uno de los pastores que encabeza esta actividad, afirmó que la sociedad debe participar con las autoridades desde sus diferentes espacios, por lo que con oración y unificación de las familias se pretende aportar su “granito de arena”.

Hemos emprendido básicamente este programa para orar por la paz de Ciudad Victoria, del Estado, del país; sin lugar a dudas es un tema de todos y para todos, desde niños hasta personas adultas, ancianitos y estamos tratado de buscar que sea dios quien arregle la situación, las autoridades ponen de su parte pero las iglesias también pondremos la nuestra”, explicó.

González Isás reconoció en entrevista que la comunidad cristiana ha sufrido afectaciones directas e indirectas con motivo de los hechos de violencia e inseguridad y que eso los motiva a buscar unir la fe a través de la oración.

“Hay algunos casos que omitimos por la situación que estamos viviendo, sin lugar a dudas el daño más fuerte es el colateral, el temor, el terror que ha venido a ser signo distintivo en la ciudad, ya no salir, ya no tener reuniones de familia tarde; eso nos ha venido a mermar la seguridad” , comentó.

Por su parte el pastor Eduardo Coronado explicó: “Es un proyecto que iniciamos el día de ayer lunes 14 de marzo a las 10 de la noche por 21 días. Nosotros creemos mucho en los significados numéricos -bíblicos- y el número 21 es bíblico, y creemos que es un periodo de tiempo suficiente para que la gente se una al proyecto”.

Comentó que Dios no quiere que haya inseguridad en la entidad, ni en el país; por el contrario, quiere que haya tranquilidad, razón por la que este proyecto es importante, ya que se le está pidiendo a Dios que ayude a resolver esta problemática. (http://www.zocalo.com.mx/)