Tamaulipas.- La contingencia sanitaria ocasionada por la pandemia “reorientó» los recursos y nuevamente quedó pendiente la conclusión del Hospital Civil de Ciudad Madero, pese a que la obra ya tiene más de cuatro años de retraso.

De acuerdo con la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública del Congreso de la Unión, la asignación de recursos para este hospital dependerá de que las infecciones de Covid-19 vayan a la baja en el país.

El nuevo Hospital Civil, que dará servicio a pacientes de cuatro estados de la República, se ubica a unos tres kilómetros de Playa Miramar. Arrancó su construcción en septiembre del 2015 con una inversión federal estimada de 737 millones 752 mil 849 pesos.

El director del actual hospital, Francisco Castañeda Cruz, informó que, aunque personal del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) realizó supervisiones en el edificio no tienen fecha para reanudar la construcción.

Se espera que ese nuevo centro médico, compromiso presidencial 130 de Enrique Peña Nieto, ofrezca servicio a por lo menos 200 mil personas de Tamaulipas, San Luis Potosí, Veracruz e Hidalgo.

Castañeda Cruz explicó que el actual hospital, que cuenta con 82 camas censables y 20 no censables ya no está en condiciones de ser sujeto a una nueva inversión para ser rehabilitado. “Seguimos con el hospital viejo; su capacidad no da para mucho”.

El pasado 25 de septiembre, el gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, y el titular del Insabi, Juan Antonio Ferrer Aguilar, realizaron un recorrido por la obra negra de este hospital donde se informó que aún se requieren unos 600 millones de pesos.

El gobernador acusó que hubo malos manejos en el desarrollo del proyecto por lo que se retiró el contrato a dos constructoras, hecho que fue denunciado. (www.elsoldemexico.com.mx)