Reynosa, Tamaulipas.- En Tamaulipas el ingreso de frentes fríos ya comenzó a generar bajas temperaturas principalmente en la franja fronteriza, lo que pone en riesgo la salud y la vida de miles de migrantes que están acampando en plazas públicas a la espera de poder tener asilo humanitario por parte de las autoridades de Estados Unidos.

En la plaza de la República ubicada a unos metros del puente internacional Reynosa-Hidalgo, los migrantes de varias nacionalidades de centro y sur América, así como del Caribe en incluso África, montaron toldos y casas de campaña, sin embargo, no serán suficientes para mitigar el frio.

Marcelo Olán Mendoza, contralor social de Reynosa, señaló que junto a empresarios y activistas sociales como Giovanni Barrios y Juan Carlos Abrego, expuso que ya se hacen las gestiones necesarias para llevar a los más de dos mil migrantes a una nave industrial.

«Ya empieza a descender la temperatura y sabemos que en la zona norte del Estado suele ser muy intenso, ya nos unimos varios compañeros de lucha y muchos ciudadanos que estamos en alianza con empresarios para apoyar a los migrantes y no pasen problemas con el clima», destacó.

«Estamos viendo en llevarlos a una nave industrial para llevarlos y tengan las comodidades necesarias al menos en tres meses. Hemos visto que el alcalde Carlos Peña Ortiz está interesado en resolver este problema, y somos parte del Gobierno por eso proponemos apoyar sin interés más que el de los migrantes», expuso el activista.

La situación es preocupante ante el riesgo de enfermedades respiratorias, principalmente en niños y niñas, pues en el lugar también hay recién nacidos «preocupa hay muchos migrantes, ellos se quieren cambiar de lugar siempre y cuando se encuentren en una situación más segura», finalizó. (heraldodemexico.com.mx)