Ciudad Victoria, Tamaulipas.- En la víspera de que entre en funciones el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, el pastor de la Iglesia Luz Para las Naciones, Luis Armando González Isas dijo que los cristianos están listos para alzar la voz en contra de la posible legalización del aborto.

Incluso, no descartó unirse a movimientos masivos que se pudieran realizar en las ciudades neurálgicas del país para exigir la defensa de la vida.

González Isas dijo que lo más importante es recordar a los distintos grupos de la sociedad civil lo que opina Dios al respecto, puesto que el aborto no es un tema de ideología o religión sino de valores.

Resumió que si alguien o algún grupo de la sociedad enarbola la bandera de sí al aborto “nosotros enarbolaremos la de no al aborto”.

De acuerdo con el dirigente cristiano, la diferencia ahora es que el propio gobierno federal que tomará las riendas del país a partir del 1 de diciembre está envuelto en la polémica aun antes de que inicie funciones, pues ha dado señales de pronunciarse a favor de la interrupción del embarazo.

Refirió que ante esa realidad los evangélicos se unen para orar por las autoridades pidiéndole a Dios que las ilumine y les de sabiduría para que tomen las mejores decisiones desde el gobierno.

“La Biblia dice que nosotros tenemos que estar orando por nuestras autoridades, creyendo en ellas; sin embargo un punto como ese sí sería bueno, y creo que nosotros como cristianos también saldremos a las calles a manifestar nuestras ideas”.

No estamos a favor del aborto y empezaríamos un movimiento para que se conozcan las consecuencias y qué es lo que dice Dios al respecto, es lo que al final cuenta, insistió González.

“Como pastor, en lo personal, digo que los políticos tienen que cumplir lo que prometen y en el caso del presidente electo deseamos que cumpla todo lo que ofreció en campaña.

“Independientemente del encono que pudieran causar las nuevas propuestas y reformas constitucionales en la sociedad, las promesas de campaña son otra cosa y deseamos que cumpla, porque si realmente hace lo que prometió será un buen presidente y estará en el ánimo de la gente. Eso será una esperanza para México y si no cumple habrá consecuencias”, advirtió. (Gaceta.mx)