Culiacán, Cancún-playa del Carmen. Valle de México, Zamora-Jacona (Michoacán) y Chilpancingo son las cinco regiones que tienen la mayor estabilidad económica, de una muestra de 78 ciudades distribuidas en 379 municipios.

z ciudad 21 10 15

Lo anterior según el Índice de Ciudades Competitivas y Sustentables 2015, el cual elaboran de manera conjunta el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), el Centro Mario Molina, Banobras, Infonavit y Banamex.

Culiacán, que llegó a ser considerada una de las urbes más violentas del país, lidera la categoría de “Economía estable”, la cual describe las principales características de las economías urbanas, así como la situación del créditos para empresas y las familias.

Este destino se Sinaloa obtuvo una puntuación de 68 unidades, en una escala de cero a 100.

Atrás se ubicaron la zona Cancún-Playa del Carmen, con 64.4 puntos; el Valle de México, con 59.7; Zamora-Jacona, con 57.5, y Chilpancingo, con 55.5.

En contraste, Cárdenas (Tabasco) tiene la economía menos estable, con 27.6 unidades. Le siguieron Piedras Negras, con 28.9; Matamoros, con 30.2; Monclova Frontera, con 30.9, y la zona metropolitana de Tlaxcala-Apizaco, con 33.4 unidades.

Acapulco, el menos competitivo

El rubro de “Economía estable” es uno de los 15 indicadores que se evaluaron en el Índice de Ciudades Competitivas y Sustentables 2015: nueve de competitividad y seis de medio ambiente.

El valle de México se ubicó en el primer lugar en este índice.

Gabriela Alarcón, directora de Desarrollo Urbano del Imco, explicó que el Valle de México se ubicó en el primer lugar en materia de competitividad y sustentabilidad, debido a que es donde hay más universidades, espacios culturales, una economía más diversificada, mayor concentración de talento, más vínculos comerciales, salarios más altos, lo mismo que la productividad, y otros factores que lo catapultaron a esa posición.

Francisco Barnés, director ejecutivo del Centro Mario Molina, detalló, por su parte, que aunque en el Valle de México sí hay contaminación, es también donde hay políticas públicas reales para combatir el problema, como la medición constante de la calidad del aire.

Donde sí ve que hay oportunidad para seguir trabajando en esta zona, es en el tema de movilidad, agregó.

En contraparte, al final se posicionó Acapulco, uno de los destinos turísticos más populares de México.

De acuerdo con los creadores del índice, en los últimos años el puerto ha sido víctima de la corrupción de sus gobiernos, el desorden y la inseguridad, entre otros problemas, que lo colocan en el último lugar de la lista.

El top tres

La representante del Imco destacó que en segundo lugar del índice se ubicó Querétaro, del cual consideró que ha tenido una historia de éxito, al mantener un entorno político estable y un clima de paz, además de un crecimiento importante; mientras que Saltillo quedó en el tercer puesto por su enorme potencial industrial, y también porque se ha mantenido la seguridad, la paz e importante acceso a la salud para su población.

Alarcón destacó que otras ciudades que han registrado un repunte importante en materia de competitividad y sustentabilidad son: Cancún y Los Cabos; mientras que de Monterrey –aunque sigue en los primeros sitios- resaltó que ha registrado una baja por el tema de la violencia que se potenció en años recientes.

El Índice de Ciudades Competitivas y Sustentables 2015 resulta de la combinación de dos indicadores: el de Competitividad Urbana, que desarrolla el Imco, y el de Desempeño Ambiental, elaborado por el Centro Mario Molina.

Este año, el índice incluye información sobre 78 ciudades mexicanas con más de 100,000 habitantes, que se asientan en 379 municipios. (http://eleconomista.com.mx/)