Matamoros, Tamaulipas.- Por primera vez en la historia de Matamoros, se registró la visita oficial de un ministro de la iglesia católica en la persona de Monseñor Eugenio Andrés Lira Rugarcía, quien arribo a Palacio Municipal a la Una con 20 minutos de este martes 22 de noviembre.

Por la mañana el presidente municipal, dio también la bienvenida al gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca, quien presidio en esta ciudad la reunión de la Mesa de Seguridad y Justicia de Matamoros, y por la tarde asistió como invitado de honor a la ordenación de monseñor Eugenio Lira Rugarcía, como obispo de esta Diócesis.

Jesús de la Garza Díaz del Guante, en su calidad de presidente Municipal recibió y atendió al representante de la iglesia, quien llego para hacerse cargo de la diócesis que abarca las ciudades de Matamoros, Reynosa, Camargo, Díaz Ordaz, Rio Bravo, Valle Hermoso, San Fernando y Villa de Méndez.

“Es un honor tenerlo aquí, (somos vecinos), dijo el presidente municipal, Jesús de la Garza, al dar la bienvenida al nuevo Obispo de Matamoros quien estuvo acompañado del representante del vaticano en México, nuncio apostólico Franco Coppola, así como al actual obispo de Querétaro, monseñor Faustino Armendáriz Jiménez, quien hasta el 2010 fungió como obispo de Matamoros.

El presidente municipal, invito al nuevo obispo para que firmara el libro de visitantes distinguidos, también lo hizo el nuncio apostólico Franco Coppola e invito al obispo de Querétaro, quien durante su estancia en esta ciudad no tuvo ese privilegio de visitar de manera oficial el palacio municipal.

Monseñor Eugenio Andrés Lira Rugarcia, anoto en el libro de visitantes distinguidos, la cordial bienvenida que autoridades y ciudadanos le brindaron a su llegada a esta ciudad, “es para mí un gusto y un honor estar aquí en Matamoros, es una gran oportunidad de conocerlos”.

En su intervención los felicito porque el trabajo de un ayuntamiento es estar más próximo a la gente y su misión es servir, ayudar, contribuir para que haya un mejor funcionamiento de la sociedad y así todos podamos tener una mejor vida, dijo.

Me pongo a sus órdenes, somos parte de una cadena, somos un eslabón y ese eslabón tiene que contribuir en el trabajo diario en favor de la gente. Reitero su felicitación a las autoridades por su trabajo y sepan que además de ser vecinos espero que nos veamos muy seguido yo vengo para acá y ustedes van para allá, los domingos a las 11 y media es la misa.

El presidente municipal entrego varios presentes al nuevo obispo siendo un cuadro del rostro de Jesucristo elaborado en arte bizantino por un artista local, además una serie de libros con la historia de Tamaulipas mientras que al nuncio Franco Coppola le hizo entrega de una cuera tamaulipeca elaborada por artesanos de Tula, Tamaulipas. (Redacción)