Tamaulipas.- Unos mil 300 empleados de Gobierno del Estado deberán presentar su renuncia antes del 30 de septiembre, entre ellos Secretarios de Estado, Directores y Jefes de Departamento.

El 70 por ciento de los trabajadores a nivel central están considerados personal de confianza.

El Secretario de Administración, Fernando Salinas Zambrano, dijo que todos aquellos que tengan un nombramiento expedido por el Gobernador deberán renunciar.

“El nuevo titular del Poder Ejecutivo tendrá la atribución de nombrar o ratificar al personal necesario”, dijo. (Posta.com.mx)