Un jurado de Nueva York declaró este lunes al exproductor de Hollywood Harvey Weinstein culpable de agresión sexual y violación de dos mujeres, pero no de depredación sexual, un veredicto que otorga la primera victoria en las cortes al movimiento #MeToo.

Tras casi un mes de juicio y cinco días de deliberaciones, el jurado halló culpable a Weinstein de violación en tercer grado de la exactriz Jessica Mann en 2013, y de practicar sexo oral forzado a la exasistente de producción Mimi Haleyi en 2006.

Pero fue hallado no culpable del delito de violación en primer grado de Mann y de dos cargos de depredación sexual, los delitos más graves de los cuales era acusado y por los cuales podía haber sido sentenciado a cadena perpetua.

Weinstein será sentenciado el 11 de marzo por el juez James Burke y debe permanecer encarcelado hasta entonces. Enfrenta una pena mínima de cinco años de prisión y una máxima de 29 años.

Durante el juicio cuatro mujeres declararon haber sido víctimas del productor y una veintena de testigos las respaldaron.

Weinstein fue denunciado por acoso, agresión sexual o violación por más de 80 mujeres desde que estalló el escándalo en octubre de 2017, incluidas las actrices Salma Hayek y Gwyneth Paltrow.

Pero solo fue juzgado por dos casos: la presunta agresión sexual contra Mimi Haleyi y la violación de la exactriz Jessica Mann. La mayoría de los otros delitos han prescrito.

Fiscal celebró el veredicto

Tras citar una a una a las seis mujeres que contaron cómo fueron agredidas sexualmente por Weinstein en el proceso, y también a las dos fiscales a cargo del caso, el fiscal de Manhattan Cyrus Vance aseguró que estas mujeres «cambiaron el curso de la historia en la lucha contra la violencia sexual».

También agradeció al jurado.

Una violación es una violación sea cometida por un desconocido en un callejón oscuro o por una pareja en una relación íntima. Es una violación aunque no haya pruebas físicas e incluso si ocurrió hace mucho tiempo».

Otros cargos que enfrenta el productor de Hollywood

Este juicio puede no ser el último para el exproductor. Weinstein aún debe responder a una inculpación en Los Ángeles por la presunta violación de una modelo italiana en febrero de 2013 y la agresión sexual de la exmodelo Lauren Young a la noche siguiente en un baño de un hotel en Beverly Hills. (Unotv.com)