Tamaulipas.- Por representar un riesgo para la salud, la Comisión Estatal de Protección contra Riesgos Sanitarios (Coepris) decomisó 344 kilos de productos bivalvos -ostiones y almejas- a comerciantes ambulantes que pretendían venderlos en las playas de la entidad.

El titular de la Coepris, Oscar Villa Garza añadió que del total de los 105 decomisos que realizaron desde el 12 de febrero 34 fueron de productos del mar, que no estaban preparados con la higiene debida.

“Eran productos que no cumplían con las normas porque no estaban en buen estado, no eran manejados con higiene o no estaban bien refrigerados”.

Precisó Villa Garza que los decomisos se realizaron principalmente en Reynosa, Nuevo Laredo, Altamira, Madero y Tampico.

El funcionario estatal aseveró que no aplicaron sanciones a los comerciantes y solo se les decomisó el producto, pero advirtió que en el transcurso de este mismo año comenzarán a imponer sanciones de tipo económico.

“No hemos llegado ni queremos llegar por el momento a sancionar a la gente, la ciudadanía está demasiado golpeada económicamente y lo que hacemos es mejor decomisar”, dijo. (gaceta.mx)