Ciudad de México.- Poco queda de aquel América que durante dos años dirigió Miguel Herrera. En poco más de tres años el plantel de las Águilas ha evolucionado de tal forma que solo quedan tres jugadores de los que dirigió el hoy estratega de Xolos. Curiosamente, dos de ellos son canteranos, y el otro es quien lleva más tiempo en Coapa.

Paul Aguilar, quien aún no estará en la cancha este viernes, fue un incondicional del Piojo; Erick Pimentel apenas disputó algunos encuentros bajo su dirección y Gil Burón, aunque ya estaba en la plantilla, no tuvo minutos con Herrera.

Ellos son los tres jugadores que “sobreviven” de aquel equipo que cosechó un título y un subcampeonato, por lo que el resto del plantel que hoy conforma a las Águilas es desconocido para el Piojo.

Sin embargo, los recuerdos se mantienen intactos así como los trofeos que dejó el puesto para convertirse en DT de la Selección Mexicana. Dichos recuerdos volverán a la mente cuando este viernes se vean las caras, aunque por una suspensión el Piojo no podrá hacerlo desde la cancha.

“Se dice que Miguel Herrera vino e hizo campeón al América, que Mohamed vino e hizo campeón al América, Matosas y Ambriz vinieron e hicieron campeón al América en Concacaf y no, la institución hizo campeón a Miguel Herrera, a Mohamed, todos. No viene el técnico y nos hace campeón a todos”, apuntó Ricardo Peláez, presidente deportivo del cuadro azulcrema.

El reencuentro no solo será del DT, pues las negociaciones entre el cuadro fronterizo y América han sido constantes en los últimos años por lo que el vaivén de jugadores ha comenzado a ser una tradición.

Juan Carlos Medina y Juan Carlos Valenzuela, los preparadores físicos Giber Becerra y José Rangel, los auxiliares Diego Ramírez y Álvaro Galindo, además de José Torruco, entrenador de porteros se reencontrarán con el América, que en sus filas tiene a Javier Güemez, alguna vez de Xolos. (MedioTiempo.com)