Stormy Daniels, la actriz porno, demandó a Donald Trump este martes, alegando que él nunca firmó un acuerdo de confidencialidad que el abogado del presidente acordó con ella, de acuerdo con NBC News.

La demanda civil, entablada en la Corte Superior de Los Ángeles y obtenida por NBC News, alega que el trato que hicieron para no dar a conocer su “relación íntima” con Trump no es válida porque Trump nunca la firmó, sólo Daniels y Michael Cohen, el abogado del presidente.

El 28 de octubre del 2016, Stephanie Clifford, conocida profesionalmente como Stormy Daniels, firmó tanto el contrato como una carta-acuerdo utilizando su nombre profesional, justo días antes de la elección presidencial del 2016.

Cohen firmó el documento el mismo día. Ambos documentos se anexaron a la demanda y fueron designados como el Anexo 1 y Anexo 2.

En el “acuerdo de confidencialidad”, como se le ha llamado en la demanda, se refiere a Trump como David Dennison y a Clifford como Peggy Peterson. En la carta acuerdo, la verdadera identidad de David Dennison fue suprimida pero el abogado de Clifford, Michael Avenatti, asegura que esa persona es Trump.

Cada documento incluye un espacio en blanco en donde se supone que “DD” debería firmar, pero no aparece ninguna firma.

De acuerdo a la demanda, que Avenatti anunció en un tweet, Clifford y Trump tuvieron una relación íntima que duró desde el verano del 2006 “hasta entrado el año 2007”.

Al parecer esos encuentros se llevaron a cabo en Lake Tahoe y en el Hotel Beverly Hills.

El acuerdo de confidencialidad realizado en el 2016 indica que se depositarían 130 mil dólares a la cuenta del entonces abogado de Clifford. A cambio de eso, Clifford no daría a conocer ninguna información confidencial acerca de Trump ni de sus parejas sexuales a nadie, excepto a una corta lista de personas a las que ella les contó acerca de la relación, ni compartir ningún mensaje ni fotos del presidente.

La demanda también establece que Trump debe saber que Cohen está tratando de silenciar a Clifford, debido a que las reglas de la Barra de Abogados de Nueva York, de la cual es miembro Cohen, requieren que mantenga informado a su cliente en todo momento.

“Esto afecta la credibilidad y se puede concluir que Cohen está actuando por su cuenta y sin la aprobación expresa ni conocimiento de su cliente, el Sr. Trump”.

La Casa Blanca no respondió a la solicitud que se le hizo para que opinara sobre el asunto.

John Dowd, abogado externo del presidente Trump, rechazó comentar sobre la demanda.

Trump nunca ha mencionado públicamente esa presunta relación, mientras que Raj Shah, portavoz de la Casa Blanca, les comentó a los medios de comunicación que nunca le ha preguntado al presidente sobre ese asunto.

Cohen reconoció haber hecho el pago, pero ha rechazado en repetidas ocasiones decirle a NBC News para qué se entregó el dinero.

Anteriormente, Clifford ha dado versiones contrarias sobre su relación con Trump. En la demanda, alega que en enero del 2018, Cohen, “preocupado porque la verdad saliera a la luz, a través de tácticas de intimidación y coercitivas, forzó a Clifford a firmar una declaración falsa en la que declara que los reportes de su relación con Trump eran falsas”. (Diario.mx)