Tamaulipas.- Al presentar el Informe de Actividades 2016, la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Tamaulipas (Codeht), se manifestó a favor de la aplicación del “Operativo Mochila” en instituciones educativas, para preservar la garantía y seguridad de los alumnos tras hechos violentos.

El Presidente de la Codeht, José Martín García Martínez, señaló que las existencias de quejas por violencia en el entorno escolar no deben perderse de vista, ya que de hacerlo podría traer consecuencias graves.

El organismo defensor de los derechos humanos no se opone a la práctica de acciones y medidas que conduzcan a prevenir conductas generadoras de violencia o que vulneren la seguridad escolar”.

El ombudsman (Defensor del Pueblo) tamaulipeco resaltó que es deseable que los mecanismos que se adopten estén regulados mediante protocolos, reglamentos o cualquier otra disposición previamente analizada, tomando en cuenta a autoridades educativas, padres de familias y alumnos.

Esto, sin dejar de impulsar acciones que investiguen, analicen y atiendan sus causas, además de atender de forma trascendente temas como la sensibilización y valores.

En el evento estuvieron presentes el Secretario general de Gobierno, César Verástegui Ostos, en representación del gobernador Francisco García Cabeza de Vaca; el presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso local, diputado Carlos García González, entre otros.

Aquí informó que, durante 2016, se emitieron 32 recomendaciones, de las cuales la Procuraduría General de Justicia (PGJ) y la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) estatales y la Junta Local de Conciliación y Arbitraje recibieron ocho, respectivamente.

El Instituto de Atención a Víctimas del Delito y el Supremo Tribunal de Justicia del Estado recibieron dos, cada una; mientras que, con una recomendación, se registraron la Presidencia Municipal de Tampico, el Centro de Estudios Superiores de Nuevo Laredo, y la Secretaría de Salud (SS) y Educación (SEP) en la entidad.

Los principales hechos violatorios de garantías fundamentales que detonaron recomendaciones de la Codeht fueron la dilación en procuración de justicia, inejecución de resoluciones, sentencias o laudos; incumplimiento en la función pública en la administración de justicia, lesiones, detención arbitraria y allanamiento de morada.

En el rubro federal las quejas fueron contra el IMSS, con 100; el Cefereso de Matamoros, 29; Policía Federal, 28; Ejército Mexicano, 27, ISSSTE, 23 e Infonavit con 15 casos.

García Martínez mencionó las diez autoridades federales y estatales que más quejas han recibido por parte de la sociedad, entre las que están a la Policía Estatal Acreditable, 140; Escuelas Primarias, 109; Agencias del Ministerio Público Investigador, 82; Policía Ministerial, 55; Tribunal de Conciliación y Arbitraje para los Trabajadores al Servicio del Estado y municipios, 49; secundarias, 40.

El ombudsman refirió que las principales causas de quejas son el incumplimiento de prestación de servicios de seguridad social, negligencia médica, allanamiento de morada, detenciones arbitrarias, lesiones y violación a derechos de reclusos.

Debe señalarse que los rubros de seguridad pública, servicios de educación, procuración de justicia y de unos años a la fecha la administración de justicia laboral y el sector salud, representan las principales áreas de desencuentro entre ciudadanía y servidores públicos”.

Finalmente concluyó, al citar que el parámetro para medir avances de toda sociedad moderna y democrática, sin lugar a duda, es la vigencia efectiva de los derechos humanos, tarea que implica un compromiso de gran relevancia, pero que debe estar presente con mayor énfasis en aquellas personas que desempeñan un cargo público. (Excélsior.com.mx)