Ciudad de México.– La salida del aún Gobernador del Banco de México, Agustín Carstens Carstnes, de la institución significó una gran golpe para el peso y le dio un factor más de incertidumbre al mercado. Sin embargo, esta mañana las cifras de desempleo en Estados Unidos le dan un respiro más a la moneda nacional.

En la última jornada de la semana, la divisa americana se vende en ventanillas bancarias bata en 21.18 pesos, 0.8 centavos más que al cierre d ella jornada de ayer, mientras que en su cotización interbancaria, el dólar sport se oferta en 20.66, un avance de 0.58 por ciento parta el peso mexicano.

Diciembre abrió con la noticia de que Agustín Carstens presentó su renuncia al Presidente Enrique Peña Nieto, como gobernador del Banco de México para ocupar el puesto de Gerente del Banco de Pagos Internacionales (BIS, por sus siglas en inglés). La decisión dijo, la tomó “con sentimientos encontrados”.

El anuncio sucedió cuando el peso mexicano ha sufrido una depreciación durante todo el gobierno de Enrique Peña Nieto, desde antes de que siquiera Donald Trump fuera candidato; se da mientras la deuda pública ha crecido a niveles que nunca antes se habían visto: 55.5 por ciento del PIB; cuando la expectativa de crecimiento ha sido recortada por las corredurías, la OCDE o por el mismo Banxico.

BAJA DESEMPLEO EN EU

Esta mañana el Departamento de Trabajo de Estados Unidos informó que la tasa de desempleo en ese país bajó tres décimas y quedó en 4.6 por ciento en noviembre, la más baja desde agosto de 2007.

Al buen dato se suma la creación el pasado mes de 178 mil nuevos empleos, lo que sienta las bases para la subida de tipos de interés por parte de la Reserva Federal (Fed) en su próxima reunión de mediados de diciembre.

El sector privado generó 156 mil nuevos empleos mientras que el público agregó 22 mil más.

El dato sobre la tasa de desempleo sorprendió a los analistas, que habían previsto siguiera en torno al 4.9 por ciento, donde se ha mantenido a lo largo del todo el año.

Los expertos consideran que estos niveles son próximos al pleno empleo, y remarca la senda positiva de la economía estadounidense en los últimos meses.

Un elemento no tan positivo es el indicador del salario medio por hora, que el mes pasado bajó un 0.1 por ciento y se situó en 25.89 dólares, aunque que el incremento acumulado desde noviembre de 2015 fue del 2.5 por ciento.

La participación en la fuerza laboral cayó levemente, al 62.7 por ciento frente al 62.8 por ciento de octubre, pero es superior a la de hace un año, cuando se ubicó en el 62.5 por ciento.

Se trata del primer reporte de desempleo desde las elecciones presidenciales del pasado 8 de noviembre, en las que el candidato republicano Donald Trump se impuso por sorpresa a la demócrata Hillary Clinton.

BOLSA Y PRETRÓLEO

En el mercado accionario, la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) abrió este viernes con ganancias de 0.12 por ciento, es decir 52.93 puntos; el Índice de Precios y Cotizaciones, su principal indicador, se colocó en las 44,937.79 unidades.

Dos días después de que la OPEP anunciará su acuerdo para limitar la producción de crudo, el precio del petróleo de Texas (WTI) para entrega en enero abrió hoy con un alza de 0.02 por ciento y se cotizaba a 51,07 dólares el barril en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex).

Por su parte, el barril de crudo Brent para entrega en febrero abrió hoy en el mercado de futuros de Londres en 53.62 dólares, una caída del 0.59 por ciento respecto al cierre de la jornada anterior. (http://www.sinembargo.mx/)