La Presidencia de la República desmintió el lunes la denuncia del senador panista Julen Rementería sobre una supuesta compra de artículos a sobreprecio por parte del gobierno de Andrés Manuel López Obrador y que generó la etiqueta en Twitter de “#LonganizaGate“.

Julen Rementería hizo pasar un fragmento del Programa Anual de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios 2019 por un presupuesto ejercido y acusó a la Presidencia de López Obrador de haber comprado, por ejemplo, un kilo de longaniza en 16 mil 789 pesos con 10 centavos. “Esta despensa no la tiene ni Obama”, tuiteó el Senador.

Horas después la Presidencia de la República, a través de la Dirección General de Recursos Materiales y Servicios Generales, aclaró que el documento no es un presupuesto ejercido sino una proyección, cuyo contenido puede modificarse o incluso cancelarse.

La Presidencia publicó un comparativo de los bienes previstos en el Programa Anual de Adquisiciones y que han sido efectivamente adquiridos por la actual administración; algunos han mantenido el precio programado, otros han disminuido y otros han aumentado.

Por ejemplo, en el Programa Anual de Adquisiciones estaban previstos cinco millones de pesos por concepto de servicio de impresión, mismos que ya fueron adjudicados por medio de un contrato por el gobierno de López Obrador; el monto programado para botellas de 600 mililitros de agua purificada fue de 37 mil 500 pesos y el monto adjudicado actualmente es de ocho mil 730 pesos, mientras que el monto programado por servicios de internet era de 60 mil pesos y el monto efectivamente adjudicado es de 2 millones 214 mil 282 pesos.

Los bienes que no se muestran en el documento compartido por Presidencia, como la longaniza, no han sido adquiridos pese a haber sido programados previamente, indicó el gobierno federal.

El artículo 21 de la Ley de Adquisiciones establece lo siguiente: “Las dependencias y entidades pondrán a disposición del público en general, a través de CompraNet y de su página en Internet, a más tardar el 31 de enero de cada año, su programa anual de adquisiciones, arrendamientos y servicios correspondiente al ejercicio fiscal de que se trate, con excepción de aquella información que, de conformidad con las disposiciones aplicables, sea de naturaleza reservada o confidencial (…) Las adquisiciones, arrendamientos y servicios contenidas en el citado programa podrán ser adicionadas, modificadas, suspendidas o canceladas, sin responsabilidad alguna para la dependencia o entidad de que se trate, debiendo informar de ello a la Secretaría de la Función Pública y actualizar en forma mensual el programa en CompraNet”.

Es decir, que los montos programados, como el de 20 unidades de longaniza en 335 mil 782 pesos puede ser modificada, cancelada o suspendida y el hecho de que esté incluida en el Programa Anual no obliga a la Presidencia a adquirirla. (AristeguiNoticias.com)