Ciudad de México.- El titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Aurelio Nuño, anunció en conferencia de prensa que 3 mil 119 docentes que acumularon tres faltas por participar en paros convocados por la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) serán separados del cargo.

Los despidos se concentran en los estados de Michoacán, Guerrero y Oaxaca; aunque Chiapas también fue considerado en el discurso de Nuño, no se dio noticia de cuántos profesores de esa entidad serán despedidos, dado que el aviso correspondiente se dará hasta mañana.

En Guerrero, 120 docentes fueron identificados en acumulación de más de tres faltas; en Oaxaca se reportaron mil 379 docentes, y mil 620 en Michoacán.

Además de los despidos, Nuño informó que los descuentos aplicados a faltistas han venido aplicándose, lo que representa una retención económica en promedio de 12 millones de pesos diarios.

El titular de la SEP dijo que el proceso de baja de profesores, para el cual se entregarán notificaciones a los docentes implicados, requerirá de un lapso de 20 días.

Dijo además que se cuenta con 26 mil docentes listos para que puedan ocupar las plazas de los docentes dados de baja. Se trata de 16 mil maestros provenientes del examen de ingreso al servicio profesional docente que fueron calificados como idóneos, pero no encontraron plazas disponibles hasta ahora.

Además, 10 mil contemplan un equipo de jubilados que podría hacerse cargo de lugares de manera temporal, además de profesores en servicio con suficiente disponibilidad de horas para cubrir los espacios abiertos por las bajas.

Se dio a conocer también que hay 136 mil 132 aspirantes a profesores que este año aplicarán el examen de ingreso al servicio profesional docente, quienes se prevé que paulatinamente ocupen los espacios generados por las bajas operadas por la SEP.

En el quinto día de su plantón en la avenida Bucareli, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) ideó y aplica desde ayer una estrategia para evitar el despido de los profesores que no van a clases. Se trata de un sistema de rotación, en el cual cada maestro se regresa a su lugar de origen a los tres días hábiles de haber llegado al plantón, pero es sustituido por otro —a veces de su misma escuela— que llega al día siguiente para continuar alimentando la movilización en las inmediaciones de la Secretaría de Gobernación.

Los profesores que están participando en la movilización, instalada desde el domingo pasado, están convencidos de que es su derecho manifestarse y entrar en huelga, comentaron, puesto que como gremio se sienten amparados por la Ley Federal del Trabajo.(diario.mx)