Ciudad de México.- El Servicio de Administración Tributaria (SAT), en coordinación con la Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios (Cofepris) y la industria tabacalera, en el marco de la Mesa de Combate a la Ilegalidad, inició la destrucción de 33 millones 419 mil 200 cigarros en la Aduana de Subteniente López, Quintana Roo.

Estos cigarros procedían de India, Estados Unidos, Panamá, China, Vietnam y Alemania ostentando diversas marcas comerciales y se pretendían introducir al país sin cumplir con los requisitos legales correspondientes, por lo que fueron asegurados por esa aduana.

Estas acciones derivan de los trabajos de la Mesa de Combate a la Ilegalidad gracias a los cuales, en lo que va de la presente administración, las autoridades aduaneras han destruido 207 millones 289 mil 890 cigarrillos, evitando así que mercancía ilegal sea comercializada.

Además, el SAT trabaja estrechamente con la industria tabacalera para establecer estrategias de combate al contrabando y otras prácticas ilegales de comercio exterior, una de ellas es que desde enero de 2015 los cigarrillos no pueden introducirse a depósito fiscal, con lo que se evitó un esquema de operación que era utilizado por algunos importadores para evadir contribuciones, restricciones y regulaciones.

Una acción más es que actualmente solo algunas aduanas tienen autorización para la importación de cigarros y son las del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, Aguascalientes, Altamira; Cancún, Guadalajara, Guanajuato, Manzanillo, México, Monterrey, Nuevo Laredo, Progreso, Tijuana, Tuxpan y Veracruz, lo que ha contribuido a fortalecer el control en el ingreso de esta mercancía.

Este aseguramiento forma parte de las acciones del gobierno de la República para combatir la comercialización de mercancía ilegal que afecta a los comercios formalmente establecidos y para proteger la salud de todos los mexicanos. (http://www.jornada.unam.mx/)