Tamaulipas.- La Procuraduría General de la República, con sede en la Ciudad de Reynosa en Tamaulipas, incineró siete toneladas 787 kilogramos de marihuana, droga que había sido incautada por diferentes corporaciones de seguridad en la zona norte del estado de Tamaulipas.

Además en el mismo lugar se destruyeron 87.3 gramos de clorhidrato de cocaína, 24.8 gramos de cocaína y 251.8 gramos de metanfetaminas.

La incineración se llevó a cabo en el campo de tiro de Reynosa, ubicada en la zona sur de la ciudad, a la altura del nuevo hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social, en la carretera que conduce al municipio de San Fernando.

Los trabajos de la destrucción, de estos narcóticos, fueron realizados además en coordinación con personal de la Octava Zona Militar de la Secretaria de la Defensa Nacional, así como de elementos de la Policía Federal Ministerial. (SDPNoticias.com)