Puebla.- El empresario gasolinero Othón Muñoz Bravo, supuestamente ligado a Antonio Martínez Fuentes El Toñín, líder de una célula delincuencial dedicada al robo de combustibles, fue detenido tras cateos realizados en fraccionamientos de la ciudad de Puebla y Atlixco.

Aunque en un principio corrieron versiones de que el detenido era “El Toñín”, por medio de un comunicado, la Secretaría de Marina y la Fiscalía General del Estado precisaron que el detenido es el empresario presuntamente vinculado a ese grupo criminal que opera con el Cártel Jalisco Nueva Generación.

Al Toñín se le relaciona con el enfrentamiento registrado el 3 de mayo en Palmarito Tochapan, donde 11 personas murieron, entre ellas cuatro soldados.

A través del comunicado, la Fiscalía informó que en los cateos llevados a cabo la madrugada de este domingo, además de llevar a la detención del empresario apodado El Cachetes, también se logró el aseguramiento de armas de diferentes calibres, vehículos blindados, celulares e incluso drogas, sin precisar el tipo y la cantidad.

Elementos de la Marina mantuvieron sitiada por más de 20 horas una casa ubicada en el cluster El Secreto de Lomas de Angelopolis, mientras que en otras casas ubicadas en el fraccionamiento Haras del Bosque y el club campestre El Cristo, ubicado en Atlixco, también se llevaron a cabo cateos.

Entre lo asegurado se mencionan drogas, tres armas largas, dos armas cortas, tres camionetas con blindaje y una más de la marca Mercedes Benz valuada en dos millones de pesos, sin blindaje; además de un automóvil Ford Mustang de colección y dos camionetas de lujo.

A Othón Muñoz se le ubica como propietario de cuatro gasolineras en Puebla y Veracruz, y administrador de otros negocios familiares como dos hoteles en Oaxaca y uno más en Veracruz, así como un restaurante.

“Estas acciones derivan de las investigaciones permanentes que se realizan para combatir el robo y venta de combustible de procedencia ilícita”, señala la Fiscalía en el comunicado. (Excélsior.com.mx)