La moneda mexicana extiende su avance todavía bajo el influjo de los cambios en el esquema para la venta de dólares, lo que ayuda a combatir el ingrediente especulativo en el tipo de cambio, y del alza en las tasa de referencia del Banco de México (Banxico).

El dólar en ventanilla bancaria o al menudeo se vende en 18.50 pesos, con base en datos reportados por Banamex, 15 centavos menos respecto al cierre del miércoles.

En el mercado de mayoreo, Bloomberg publica que el billete verde opera alrededor de 18.16 unidades a la venta, lo que implica para el peso un avance de 1.05 por ciento a las 10:43 horas de la Ciudad de México.

Con todo y que se extiende hoy el comportamiento positivo de la moneda mexicana, todavía no logra alcanzar el mínimo reportado ayer en el tipo de cambio, al cual se ubicó en 17.9675 pesos. Este nivel es el verdadero parámetro para medir la fuerza de su recuperación.

El recorte al gasto, el alza en tasa de interés y la intervención en el mercado cambiario por parte de Banxico de manera discrecional, son la trilogía con que las autoridades envían una señal de su compromiso con la estabilidad financiera y el combate a la parte especulativa que se venían presentando en el alza del dólar.

La recuperación observada en los precios del petróleo también contribuye a darle apoyo al peso.

El crudo West Texas Intermediate sube 3.16 por ciento a 31.63 dólares por barril, mientras que el Brent aumenta 2.43 por ciento a 35.34 dólares.

En los Estados Unidos se reportó que las solicitudes por seguro de desempleo fueron de 262 mil en la semana terminada el 13 de febrero, por debajo de las 275 mil esperadas.

La mejora observada en el mercado laboral norteamericano es una buena señal de que la recuperación económica sigue su marcha, aunque no suficiente para incitar a la Reserva Federal para un cambio en su política gradualista en materia de tasas de interés.

El dólar prácticamente muestra estabilidad frente a una canasta de seis divisas, al subir marginalmente 0.03 por ciento.

Las subasta de dólares ya no están vigentes, por lo que el Banco de México tiene las “manos libres” para para colocar dólares en el mercado en cualquier momento y por cualquier cantidad. (http://www.elfinanciero.com.mx/)