México.- El pasado miércoles 21 de octubre de 2020, Alfonso Durazo Montaño se despidió de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, pues desea contender por la gubernatura de Sonora, regalándonos el último informe de seguridad, correspondiente a septiembre de 2020.

Su discurso fue mayoritariamente falso. De las 28 frases verificables, nueve resultaron verdaderas, dos engañosas y 17 falsas.

Entre los datos revelados por Durazo, comparó los resultados actuales con cifras de 2018, término de la administración anterior; y 2019, el primer año de López Obrador, además de la baja presentada entre agosto y septiembre del año en curso.

Su discrepancia se centró en los porcentajes, añadiendo o quitando números, que no coinciden con los datos publicados por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Entre las frases más relevantes se encuentra “aquí está feminicidios. Esta sería la tendencia histórica y estamos en este nivel de contención, hay una variación mensual aquí de 1.8 es el incremento”: falso. Durante el 2018 se registraron 641 feminicidios en el país.

La cifra aumentó en 2019 a 704, es decir, el 9.82 por ciento más.

También se refirió a la disminución, de agosto a septiembre, de secuestros en 21 entidades del país. Frase que también resultó falsa, pues sólo Baja California Sur, Campeche, la Ciudad de México, Guanajuato, el Estado de México, Michoacán, Oaxaca, Tabasco, Veracruz y Zacatecas (10 entidades), presentaron una baja en el número de secuestros.

Aunque no todo fueron cifras de menos. Durazo externó el alza en la cifra de homicidios dolosos, siendo, según sus palabras, de 1.1 por ciento, comparando 2018 y 2020. Sin embargo, la diferencia entre ambos años es de 109 homicidios, es decir, aumentó el 0.50 por ciento.

En los delitos del fuero federal tampoco tuvo muchos aciertos. El más notorio fue en delitos contra la salud. Comparando 2019 y 2020, Durazo aseguró que hubo una disminución de 9.6 por ciento. Durante el 2019 el promedio mensual de delitos contra la salud alcanzó los 626.08; mientras que en el 2020 la cifra aumentó a 646.55 en promedio mensual, es decir, el 3.16 por ciento más.

De la misma manera, en los delitos electorales, hay una diferencia considerable entre los datos que Durazo presentó, a los presentes en los datos del Secretariado. Durante la Conferencia se mencionó una baja de 37.9 por ciento. La baja sí es visible, sin embargo, es de 43.91 por ciento. Esto se debe a la diferencia en el promedio de delitos electorales por mes; en 2019 se cometieron 80.83 delitos por mes, mientras que en 2020 la cifra bajó a 45.33 en promedio mensual.

No es novedad que Alfonso Durazo informe erróneamente a la población en las Conferencias Matutinas, Durazo tiene de frente una campaña en la que de momento queda la duda si repetirá la tendencia en la veracidad de sus frases.

Es escandaloso que los datos resulten contradictorios a la información oficial de la Secretaría, pues la seguridad del país es uno de los temas que más interesa a los habitantes de México. Razón por la cual muchos votaron en pro de la Cuarta Transformación.

Con la salida de Durazo del gabinete presidencial, se espera que la capacidad de informar a la población de forma veraz sea una realidad. Y que su campaña electoral esté de la mano de la honestidad y verdad para con los sonorenses.

Esto es sólo un ejemplo del trabajo que se realiza día con día para desmentir las frases e informar al público lector sobre la realidad del país. (vanguardia.com.mx)