Nuevo Laredo, Tamaulipas.- Un migrante deportado de Estados Unidos falleció en Nuevo Laredo, Tamaulipas, frente al Hospital General de Zona Solidaridad, de donde fue sacado por empleados al no contar con dinero para pagar la atención médica. Personal de la agencia del Ministerio Público del nuevo sistema de justicia penal acusatorio integró la carpeta correspondiente.

El hoy finado sólo había sido identificado este lunes como Juan Alcalá; al morir portaba una pulsera del hospital. De acuerdo con testigos, el hombre fue sacado del nosocomio pues carecía de dinero para sufragar los gastos médicos; no tenía familiares o amigos en Nuevo Laredo.

Indicaron que el migrante se resguardó en el kiosco de la plaza Los Insurgentes, frente al nosocomio, donde se empezó a poner mal después de las 11 horas del domingo. Algunas personas avisaron a trabajadores del citado hospital, quienes no acudieron.

Posteriormente, elementos del Ejército Mexicano que estaban en esa zona acudieron a revisar al migrante, pero ya había muerto. Personal castrense acordonó el lugar y dio aviso a autoridades ministeriales para que dieran fe de los hechos.

La Procuraduría de Tamaulipas dio a conocer que la persona no estaba identificada oficialmente, y que se giraron oficios de investigación para que la dirección del Hospital General de Zona dé información oficial con la cual se establezca por qué se internó al migrante y la causa por la cual se le echó de la clínica pese a estar aún enfermo. (Entrelíneas.com.mx)