México.- El actor mexicano Rafael Inclán fue privado de su libertad durante una de las locaciones de la telenovela “Mi marido tiene familia”, en el estado de Oaxaca, ha dado a conocer una publicación este martes.

El actor prefirió no hablar del incidente durante el resto de las grabaciones del proyecto de Televisa, y continuó con su labor hasta el último día.

“Los primeros días no quiso salir; pero nos dijo: ‘ya lo viví, fue horrible, pero la vida sigue y tengo que continuar trabajando porque estoy vivo’, y eso está haciendo”, explicó una fuente al medio.

Inclán quedó bastante asustado tras esa mala experiencia, y revveló que no tiene ganas de volver a Oaxaca.

“Espera que pase el terrible susto”, agregó la fuente.

Se rumora que debido al éxito de “Mi marido tiene familia” se contempla que para el primer trimestre del 2018 se prepara una segunda parte del proyecto, de la cual se desconoce si Inclán formará parte tras el amargo momento que vivió.

“Le vendaron los ojos, lo golperaon y le dijeron muchísimas groserías”, habría relatado una amistad del actor a Tv Notas.

Al parecer, los plagiarios pedían 2 millones de pesos por el comediante, pero al informarles que no tenía efectivo, los agresores llamaron al hijo y al asistente del actor, con quienes negociaron y tomaron a cambio 200 mil pesos.

Según la publicación, luego de obtener el pago, Inclán fue abandonado en las vías de la ciudad y diez minutos después fue localizado por la policía.

Si bien el actor no se ha pronunciado al respecto, según su amistad, citada por TvNotas, “Los primeros días no quiso salir, pero nos dijo: ‘ya lo viví, fue horrible, pero la vida sigue y tengo que continuar trabajando porque estoy vivo’”. (Debate.com.mx)