Michael Jackson sigue dando de qué hablar. Tal vez siempre sea así por su influencia en la cultura pop a nivel mundial. Ahora tres neurocirujanos del Postgraduate Institute of Medical Education and Research (PGIMER) de Chandigarh, en India, fans declarados del rey del pop, acaban de publicar un estudio en el que analizan la biomecánica del cuerpo del artista.

Una nota publicada por El País, revela que sus inclinaciones en vivo para quedar a 45 grados con respecto del suelo, eran humanamente imposibles.

“Cuando Michael Jackson publicó el videoclip de Smooth Criminal, en 1987, el mundo se quedó alucinado. El rey del pop volvió a impresionar con sus movimientos, en este caso con sus inclinaciones. Cuando en los conciertos de sus giras replicaba ese tumbao (quedándose a 45 grados con respecto del suelo), sus fans se volvían locos”, difundió el diario español en su plataforma digital.

Estaba claro que era humana —y biomecánicamente— imposible realizar ese movimiento. Durante la grabación del videoclip, Michael Jackson se sirvió de un sistema de cuerdas y poleas invisibles para realizar su desafío. Para replicarlo en los conciertos, pidió ayuda a dos inventores, que diseñaron y patentaron un par de zapatos con tornillos en sus tacones. Así podía inclinarse de bruces en vivo y en directo. Pero a pesar del ingenio, la inclinación de Michael Jackson no era normal: no era algo que cualquiera pudiese hacer.

“El bailarín más entrenado solo puede inclinarse en un ángulo de 25 a 30 grados respecto a la vertical, porque la columna vertebral no permite más”, explican en su publicación, “MJ [como llaman algunos de sus seguidores al cantante] conseguía llegar hasta los 45 grados”, agrega El País.

¿Cómo lo hacía? “Incluso con ayuda de cables o de los zapatos especiales, el movimiento es muy complicado de realizar. Muchos fans de MJ, incluidos los autores de este estudio, han intentado copiar el movimiento y no lo consiguieron. No solo eso, sino que, con frecuencia, se han producido lesiones”, avisan los expertos. “La posibilidad de dañarte los talones son altas. Se necesita tener muy fortalecidos no solo los músculos de los tobillos sino también la zona central [abdominal]. No es un truco sencillo”, incide Manjul Tripathi, al frente de la investigación sobre el movimiento de Michael Jackson.

Además de constatar las capacidades físicas de Michael Jackson, el estudio avisa de que la influencia global del cantante, tanto en el público como en otros bailarines, y los intentos de imitarle pueden generar nuevas lesiones espinales. Como artista, Michael Jackson era un ser único. Estos investigadores han probado que físicamente también era un ser especial. El rey (del pop) ha muerto, viva el rey (del pop). (DIARIO.mx)