El Barcelona ganó la primera batalla en la novela con Neymar, luego de que el Juzgado Social 15 de la ciudad desestimara la demanda del jugador, quien reclamaba la prima de renovación que acordó el brasileño en su renovación de 2016, antes de irse al PSG.

La sentencia que dictó el juzgado desestima el reclamo de pago de 43.6 millones de euros del signing bonus y ahora deberá devolver 6.7 millones de euros, ya que le habían pagado 20 millones de euros, aunque falta ver si apelará la resolución.

“La sentencia desestima íntegramente la demanda del jugador, que reclamaba el pago de 43,6 millones de euros, y estima gran parte de la demanda presentada por el FC Barcelona, en virtud de la cual el jugador tiene que devolver al Club 6,7 millones de euros”, se lee en el escrito.

Esta fue la primera demanda de tres que impuso Neymar contra el cuadro catalán; la segunda fue en diciembre, cuando pedía 3.5 millones de euros por el impago de una parte de su salario como jugador del club; la tercera, en febrero de este año, ahora con un reclamo de 6.5 millones de euros por las “contigencias fiscales” que afrontó por su fichaje en 2013. (MedioTiempo.com)