El presidente ejecutivo de Volkswagen, Martin Winterkorn, renunció este miércoles tras tomar responsabilidad en la falsificación de pruebas de emisiones contaminantes de unos 500,000 automóviles a diésel vendidos en Estados Unidos, informó Reuters.

z Martin-Winterkorn-VW.

«Volkswagen necesita un nuevo comienzo y yo también en lo personal. Estoy despejando el camino para este comienzo fresco con mi renuncia», expresó el ejecutivo en un comunicado.

Winterkorn presentó su dimisión tras una reunión del consejo de supervisión para abordar la crisis, el cual asegura que el directivo no sabía nada de estas manipulaciones.

Bajo el liderazgo del directivo, Volkswagen, que comercializa 12 marcas con un volumen de negocios de 200,000 millones de euros al 2014, se convirtió en líder mundial de ventas, por delante de la japonesa Toyota.

«Estoy sorprendido por lo que ha sucedido en los últimos días. Por encima de todo, estoy asombrado de que los delitos de este ámbito dentro del Grupo Volkswagen eran posibles», agregó.

Winterkorn, cuyo contrato finalizaba a finales de 2016, hizo hincapié en que el proceso de carificación y transparencia debe continuar.

«Esta es la única forma de garantizar confianza. Estoy convencido de que el grupo Volkswagen y su equipo superará esta grave crisis», puntualizó.

El escándalo Volkswagen escaló este martes luego de que la firma alemana admitiera haber equipado 11 millones de coches en todo el mundo con un software destinado a manipular los resultados de los controles de contaminación.

La confesión se dio luego de que las autoridades ambientales de Estados Unidos (EPA) revelaran que 482,000 vehículos de las marcas Volkswagen y Audi, fabricados entre 2009 y 2015 y vendidos en ese mercados, estaban equipados con un programa informático que detectaba automáticamente los controles de contaminación con el objetivo de falsear los resultados.

Como consecuencia del escándalo, la empresa anunció el lunes la suspensión de la comercialización en Estados Unidos de sus diésel de cuatro cilindros de las marcas VW y Audi, que representan el 23% de sus ventas en ese mercado.

Esto provocó un nuevo hundimiento de las acciones del líder mundial de ventas de automóviles, que perdió este martes 19.8% en la Bolsa de Fráncfort, después de haber caído 18.6% en el cierre del lunes.

Este miércoles las acciones registran un alza de 3.63% en la Bolsa de Fráncfort, a 119.04 euros por título en medio de una sesión volátil tras la renuncia del presidente ejecutivo de la empresa.

En la Bolsa de Nueva York, las acciones de la automotriz avanzan 3.42% a 26.31 dólares, a las 10:39 hora de México. (http://www.cnnexpansion.com/)