¿Estas atascado en el tránsito y vas tarde al trabajo? O quizá, ¿tienes demasiados pendientes y muy poco tiempo? Sea cual sea la situación, el estrés crónico forma parte del día a día de muchas personas, y aunque es una respuesta natural del cuerpo, también puede afectar el funcionamiento del organismo y con ello, la salud.

Pero, ¿cómo afecta el estrés crónico a tu organismo?, el estrés no sólo es una sensación, es una respuesta física. Según especialistas cuando te enfrentas a una situación de peligro o agobio el cuerpo libera hormonas que aceleran el ritmo cardíaco y respiratorio, además preparan a los músculos para responder.

Esta respuesta puede salvar la vida de cualquiera, cuando el cuerpo está estresado los músculos se tensan, ya que es la forma que tiene el organismo de protegerse contra las lesiones y el dolor. Pero si se activa por demasiado tiempo, la salud podría presentar complicaciones y verse comprometida.

Así afecta el estrés crónico al organismo

Dolores musculares: el estrés crónico hace que los músculos del cuerpo estén en un estado de protección más o menos constante, lo que puede provocar una serie de trastornos, señala la Asociación Americana de Psicología (APA, por sus siglas en inglés). Por ejemplo, tanto la cefalea tensional como la migraña están asociadas con la tensión muscular crónica en el área de los hombros, el cuello y la cabeza”. APA

Sistema respiratorio: el estrés puede provocar dificultad para respirar y respiración rápida, a medida que las vías respiratorias entre la nariz y los pulmones se contraen. Para las personas sin enfermedad respiratoria, esto generalmente no es un problema, ya que el cuerpo puede manejar el trabajo adicional para respirar cómodamente, pero los estresores psicológicos pueden exacerbar los problemas respiratorios para las personas con enfermedades respiratorias preexistentes como el asma y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC; incluye enfisema y bronquitis crónica). Algunos estudios muestran que un estrés agudo, como la muerte de un ser querido, en realidad puede desencadenar ataques de asma.

Sistema nervioso: el estrés crónico puede provocar que el sistema nervioso autónomo desencadene reacciones físicas que provocan un desgaste en el cuerpo. En este sentido, no es tanto lo que el estrés crónico le hace al sistema nervioso, sino lo que la activación continua del sistema nervioso hace a otros sistemas corporales que se vuelven problemáticos.

Afectaciones cardiovasculares: el estrés crónico, o un estrés constante experimentado durante un período prolongado de tiempo, puede contribuir a problemas a largo plazo para el corazón y los vasos sanguíneos. El aumento constante de la frecuencia cardíaca y los niveles elevados de hormonas del estrés y de la presión arterial pueden afectar el cuerpo. Este estrés continuo a largo plazo puede aumentar el riesgo de hipertensión, ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular.

Problemas gastrointestinales: el estrés puede afectar la comunicación que existe entre el cerebro y el intestino, provocando dolor, hinchazón y otras molestias intestinales con mayor intensidad. También puede afectar la capacidad de pensar y afectar las emociones.

Padecimientos reproductivos y sexuales: en las mujeres, el estrés puede tener afectaciones en la menstruación, el deseo sexual y el embarazo; mientras que en los hombres puede tener efectos en el deseo sexual, la reproducción y en infecciones en la anatomía masculina.

Si las personas experimentan estrés por mucho tiempo pueden comprometer su salud.

¿Cuáles son las enfermedades más frecuentes relacionadas con el estrés crónico?

En entrevista para Unotv.com, Herman Littlewood, psicólogo de la Universidad de las Américas en Ciudad de México (UDLA), compartió cuáles son las enfermedades más frecuentes que se desarrollan a causa del estrés.

Dolores de cabeza
Trastornos gastrointestinales
Dolores musculares
Trastornos de sueño
¿Cómo manejar el estrés?

Existen algunas estrategias benéficas para combatir el estrés y evitar que el estrés crónico afecte tu organismo:

Mantener una red de apoyo
Realizar algún tipo de actividad física
Dormir lo suficiente por las noches. (UnoTv.com)