Miami.- La actriz Kate del Castillo aseguró que tras su reunión con el líder del cártel de Sinaloa, Joaquín El Chapo Guzmán, en octubre de 2015, el Gobierno mexicano “machista” la persigue solo por el hecho de ser mujer.

Muestra de ello, dijo en entrevista con The Associated Press (AP), es que se vio obligada a rodar en Estados Unidos, la serie de Netflix, “Ingobernable”, porque corría el riesgo de ser detenida si lo hacía en México, como se tenía planeado.

Ello, debido que el gobierno de su país la acusa de delitos como obstrucción de la justicia y lavado de dinero, debido al encuentro que sostuvo con el capo Guzmán Loera mientras él se encontraba fugitivo tras evadirse por segunda vez de una prisión mexicana.

Durante su charla con AP, en un hotel en Miami, Del Castillo agradeció el apoyo que ha recibido de Netflix, pues dijo, su reunión con “El Chapo” también le ha costado oportunidades de trabajo como actriz.

Pese a ello, reiteró: “Yo no he hecho nada malo. Probablemente fue un poquito arriesgado, puede que haya gustado o no, pero no fue ilegal”, afirmó. “¿Por qué soy la única persona que está siendo perseguida? Porque soy mujer. Si fuera hombre esto nunca hubiera ocurrido. Lo entiendo. Especialmente en México, somos muy machistas”.

Asimismo, la actriz que actualmente radica en Los Ángeles, dijo que no permitirá que su exilio empañe el activismo que realiza, a favor de causas como los derechos de los animales, aunque sí le preocupa la seguridad de sus padres en México.

Finalmente, se rió ante la ironía de que interpreta a la primera dama de su país en “Ingobernable” (“El momento no es bueno para mí”, señaló), y les advirtió a sus admiradores y críticos que recuerden que se trata de una serie política de ficción. (SdpNoticias.com)