El presidente de Estados Unidos ayer tuiteó sobre el dinero que su país da a Pakistán, Palestina y otros, y sobre algo que lo obsesiona… El tamaño de su botón nuclear, de acuerdo a The New York Times.

En su mensaje de Año Nuevo, el mandatario norcoreano, Kim Jong-un exaltó los logros de su programa de armas nucleares y mencionó: “El hecho de que tengo un botón nuclear en el escritorio de mi oficina no es solo una amenaza en vano. Todo el territorio continental de Estados Unidos está al alcance de nuestro ataque nuclear”. A lo que el presidente estadounidense respondió en Twitter: “… ¿podría alguien informarle que yo también tengo un botón nuclear, pero que el mío es más grande y más poderoso que el suyo? ¡Y mi botón funciona!”.

Esta forma de hablar hizo que recordáramos su intervención durante la campaña presidencial en la que también se refería al tamaño de sus manos en alusión al tamaño de sus genitales. Así ha sido este primer año de la presidencia de Trump: todo lo que nadie hubiera imaginado que haría el mandatario de Estados Unidos se ha hecho realidad.

Por otro lado, Corea del Norte reabrió este miércoles la línea directa en la frontera con Corea del Sur, y restauró así un canal de diálogo que puede significar la distensión en la relación entre ambas Coreas. (http://diario.mx)