Teme recibir pocos votos el 5 de junio, pues son estados donde no tiene gran presencia ni estructura partidista, reconoce Alejandro Sánchez, aunque confía en que “van a salir bien”

El PRD está en riesgo de perder su registro como partido en Tamaulipas, Chihuahua y Puebla luego de las elecciones del 5 de junio, donde se renovarán las gubernaturas de esas entidades, advirtieron miembros del Comité Ejecutivo Nacional del sol azteca que encabeza Agustín Basave.

El secretario de Acción Política y la secretaria de Formación Política del PRD, Alejandro Sánchez Camacho y Mara Iliana Cruz Pastrana, respectivamente, advirtieron lo anterior, pero consideraron que será hasta después del 5 de junio cuando se tengan los datos duros.

Ambos perredistas detallaron que la dirigencia del sol azteca tiene un esquema de “tres niveles” para enfrentar las elecciones de junio donde se renovarán 12 gubernaturas, y que prevé la posibilidad de perder el registro en al menos las tres entidades mencionadas.

“(Los estados donde se pueden perder el registro) son Tamaulipas, puede ser Chihuahua y puede ser Puebla…”, reconoció la secretaria de Formación Política del PRD, Mara Iliana Cruz

Sánchez Camacho detalló que el primer nivel en las expectativas de la estrategia electoral del PRD es justamente evitar que se pierda el registro en las entidades donde el sol azteca no tiene gran presencia ni estructura partidista y advertir aquellas donde pueden presentarse complicaciones.

El otro nivel es avanzar en la representación territorial a través de municipios, diputaciones locales, principalmente, aunque existan las regidurías y sindicaturas en algunos casos, agregó.

En el tercer nivel se ubica mantener la gubernatura de Oaxaca, y la expectativa de recuperar Zacatecas así como Tlaxcala.

Eso sin contar las expectativas que tienen en las alianzas con el PAN en Veracruz y Durango.

Sánchez Camacho reconoció que pese a la situación complicada del PRD con sus confrontaciones internas entre corrientes, y que no tienen figuras nacionales hay confianza de que “van a salir bien”.

“A pesar de la situación complicada que puede tener el partido en el ámbito, incluso presupuestal por las prerrogativas, tenemos una reducción del 35 por ciento con respecto al periodo anterior, a pesar de los jaloneos internos que se dan por las candidaturas y a pesar de que no se tengan figuras políticas históricas en el partido, con todo y esas reservas existe lo que confianza de que vamos a salir bien”, estableció.

No obstante admitió conflictos en Quintana Roo luego de la repartición de candidaturas donde el abanderado de la alianza PAN—PRD, Carlos Joaquín Coldwell se quedó con buena parte de esos espacios lo que generó molestia entre los grupos perredistas en el estado. (http://www.cronica.com.mx/)