Ciudad de México.- La Selección Mexicana liberó presión luego de vencer 3-1 a El Salvador en el debut en la Copa Oro.

Después de los cuestionamientos al Tricolor A en la Confederaciones, de las críticas a Juan Carlos Osorio y su suspensión en todo este torneo, México hizo la tarea al pegarle a La Selecta en el Estadio Qualcomm, en donde Elías Hernández se despachó con un gol y dos asistencias.

Quizá El Salvador no es ya el rival más incómodo en la Concacaf, pero por eso mismo el triunfo era una obligación. El portero Jesús Corona lo admitió al final del duelo, y el técnico Osorio, desde un palco, festejó efusivamente cada uno de los tantos.

El primer gol cayó apenas al 8′, con el sello en la gestión del colombiano: el balón parado. Elías mandó un centro a segundo poste y encontró a Marín, quien en una demostración de técnica y fortaleza venció a Benji Villalobos.

Sólo dos minutos tardó El Salvador en responder, tras un pase filtrado de Rodolfo Zelaya a Nelson Bonilla, quien le ganó la espalda a Hugo Ayala, y definió con clase, raso, colocado al palo derecho del marco de Corona.

México no vive el mejor ambiente como para este tipo de golpes, pero tuvo una buena reacción cuando a perfil cambiado Jesús Gallardo mandó un centro que Elías Hernández remató de volea, el mejor gol de la noche, al 29′.

La estampa del jugador en la segunda anotación contrastó con las groseras faltas de Jorge Hernández y Hedgardo Marín, a quienes el árbitro les perdonó la roja.

Rodolfo Pizarro destacó por la pausa y claridad en el trato de balón. El volante se combinó con Orbelín Pineda en el complemento, y el mejor trato de balón incrementó las oportunidades de México, más allá de la responsabilidad del portero Villalobos en el tercer gol al no cortar un centro de Elías y permitir el remate franco, fácil, de Orbelín.

Ahora el jueves, en Denver, el Tricolor tratará de afianzarse en el liderato grupal ante el rival que pinta como el más fuerte en esta fase de grupos, Jamaica, y contra el que en 2015 disputó la final de esta competencia.

Por lo pronto, superó la primera prueba, en esa búsqueda por quitarse en la cancha esa etiqueta de equipo B. (Diario.mx)