Cuando pensamos en las prisiones más infames en la historia de México cruza por la mente el Palacio de Lecumberri, la penitenciaría de San Juan de Ulúa, o la Colonia Penal Federal Islas Marías. La diferencia, claro, es que las primeras dos dejaron de operar como cárceles desde hace varias décadas, mientras que el penal de Islas Marías seguía de pie, como un artefacto del Porfiriato que por alguna razón seguía en uso.

Por más de cien años, este Alcatraz mexicano recibió a cientos de los criminales más peligrosos del país, así como a personajes que terminaron en sus celdas por motivos políticos. La siguiente lista hace un resumen de sus reos más famosos:

José Revueltas – Muchos años antes de ser el huésped más célebre de Lecumberri, el autor de Los muros de agua pisó el concreto de las Islas Marías en dos ocasiones. La primera vez fue en 1932, por cuatro meses, y la segunda en 1934, por nueve meses, hasta que fue puesto en libertad por una amnistía general firmada por Lázaro Cárdenas. Ambos confinamientos se atribuyeron a su activismo político en las causas comunistas.

Concepción Acevedo de la Llata – También conocida como ‘Madre Conchita’, Concepción Acevedo fue una monja católica que fue acusada de ser autora intelectual del asesinato del general Álvaro Obregón en 1928, en el marco de la Guerra Cristera. Fue condenada a prisión por 20 años (aunque fue liberada en 1940), supuestamente por alentar a José de León Toral a jalar el gatillo contra el jefe revolucionario.

José Valentín Vázquez Manrique – Mejor conocido en el cuadrilátero como Pancho Valentino, este luchador profesional fue enviado a las Islas Marías tras ser hallado culpable por el homicidio de un cura. El 10 de enero de 1957, Vázquez Manrique asesinó a Juan Fullana Taberner, párroco de la Virgen de Fátima, luego de un intento de robo a su capilla ubicada en la colonia Roma. Cuando fue capturado, se quedó con el sobrenombre de ‘el Matacuras’.

José Ortiz Muñoz – Uno de los asesinos más sanguinarios de México, quien se jactaba de haber matado a más de cien personas entre la década de los 20 y los 40. Este hombre era conocido como ‘el Sapo’ por su baja estatura y sus ojos saltones. Por muchos años estuvo recluido en el palacio negro de Lecumberri, pero luego de asesinar a un reo cubano, fue trasladado en marzo de 1960 al penal de las Islas Marías. Murió al poco tiempo, a manos de otros prisioneros.

Jorge Hernández Castillo – También conocido como ‘el Guamas’, tuvo la distinción de ser el reo con más años recluido en Islas Marías. Acusado de homicidio, fue ingresado el 3 de julio de 1986, y no salió de ahí sino hasta de abril de 2015. Como si fuera un personaje de Sueños de fuga, ‘el Guamas’ falleció a los pocos meses, el 13 de octubre de 2015.

Ricardo Martínez Perea – General brigadier que fue detenido en 2001 y acusado de tener presuntos vínculos con el Cártel del Golfo. Aunque siempre mantuvo su inocencia, cumplió una condena de 15 años de prisión, los últimos cuatro años en Islas Marías. Obtuvo su libertad en abril de 2016, junto con el teniente Antonio Quevedo Guerrero y el capitán Pedro Maya Díaz, “acusados de oídas y sin ratificación.” (Noticieros.televisa.com)