Esta madrugada fue asesinado a tiros el Presidente Municipal de Huehuetlán El Grande, Puebla, José Santamaría Zavala. Las primeras versiones consignadas en medios locales señalan que el Edil, emanado del Partido Movimiento Ciudadano, viajaba en un vehículo particular sobre la carretera que conecta a la comunidad de El Aguacate cuando le dispararon desde otro vehículo. En menos de diez días tres alcaldes han sido ejecutados en distintos estados del país. Desde el inicio de la guerra contra el narcotráfico en el sexenio del panista Felipe Calderón Hinojosa [2006-2012] se contabilizó la muerte de al menos 38 alcaldes y en la actual administración del Presidente Enrique Peña Nieto suman al menos 17.

Ciudad de México.-El Presidente Municipal de Huehuetlán El Grande, Puebla, José Santamaría Zavala, fue asesinado a tiros esta madrugada.

Las primeras versiones consignadas en medios locales señalan que el Edil, emanado del Partido Movimiento Ciudadano (MC), viajaba en un vehículo particular sobre la carretera que conecta a la comunidad de El Aguacate cuando fue perseguido por una camioneta, cuyos ocupantes comenzaron a realizar disparos.

En la actual administración del Presidente Enrique Peña Nieto la violencia contra los ediles de todo el país no cede, en menos de diez días tres alcaldes han sido ejecutados en distintos estados del país.

Fuentes cercanas a la Fiscalía de Puebla confirmaron a la prensa local que la persona asesinada era el Alcalde de Huehuetlán El Grande.

A pesar de que las autoridades no han informado sobre el número de impactos que recibió ni han aportado más datos sobre el caso, testigos señalaron a medios locales que en el lugar se encontraron al menos cinco cartuchos percutidos.

El Director de la Agencia Estatal de Investigación, Juan Luis Galán Ruiz, arribó al lugar para realizar las investigaciones.

La carretera fue cerrada en ambas direcciones, policías municipales y estatales la resguardan mientras realizan las diligencias.

El pasado 25 de julio, el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, condenó los asesinatos de los presidentes municipales, Domingo López, de San Juan Chamula, y Ambrosio Soto, de Pungarabato.

En un mensaje que dirigió en la reunión nacional “La nueva agenda del desarrollo municipal”, el titular de la Segob dijo:

“Hoy estamos llamados a hacer un frente común, para que ninguna autoridad local sea víctima de violencia, ni vuelva a ser cooptada o lastimada por los grupos delictivos. Tenemos que proteger a quienes trabajan en favor del país y para que lo puedan hacer bien en favor de toda la población y de todos los mexicanos”.

Sin embargo, a menos de una semana de su declaración otro Edil fue ejecutado. (SinEmbargo.mx)