En conferencia de prensa desde el estado de Oaxaca, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que respaldó la decisión del Gabinete de seguridad respecto a las balaceras que se suscitaron el pasado jueves en Culiacán, por la presunta identificación y liberación de Ovidio Guzmán, hijo de El Chapo.

«Tomaron decisiones que yo respaldo, que yo avalo, porque se tornó muy difícil la situación porque estaban en riesgo muchos ciudadanos, muchas personas”, comentó al ser cuestionado sobre la liberación del hijo del capo.

Además, aseguró que se decidió proteger la vida de la población sobre el combate al crimen organizado.

«Se decidió proteger la vida de las personas y yo estuve de acuerdo con eso. No se trata de masacres, no puede valer más la captura de un delincuente que las vidas de las personas”, destacó.

Ello, luego que desde las 15:00 horas de ayer los ciudadanos reportaron balaceras en diversos puntos de la capital sinaloense, que derivaron en bloqueos e incendio de vehículos.

López Obrador también indicó que la decisión de liberar a Ovidio Guzmán la tomó el gabinete de seguridad, es decir el secretario de la Defensa, Marina y Seguridad Pública. (MSN.com)