Tamaulipas.- Del 2010 a la fecha ha disminuido significativamente la llegada de cazadores a Tamaulipas. En el 2015 se vendieron sólo 200 cintillos para la caza de la paloma ala blanca, mientras que en años anteriores se vendían hasta 15 mil cintillos.

El Comisionado Estatal de Vida Silvestre, Carlos Alejandro Garza Peña, reconoció que la difícil situación que se vive en el estado es lo que ha ocasionado esta importante disminución de cazadores, luego de que desde el 2015 la actividad ha ido a la baja.

“La venta máxima de cintillos ha sido de 15 mil en años pasados, hace muchos años, entonces a partir del 2010 bajó mucho”, dijo y confió que en este mes de agosto, fecha en que inicia la temporada de caza, vengan más personas a practicar esta actividad.

“Será el 19 de agosto cuando inicie de manera oficial la temporada de caza, misma que durará aproximadamente dos meses, en donde por una cantidad de 350 pesos los cazadores obtendrán el cintillo que les autoriza la caza de un máximo de 90 palomas”, dijo.

El funcionario aseveró que este año se garantizará la seguridad de los cazadores que asistan a los cuatro ranchos que estarán disponibles para la caza controlada de la paloma ala blanca, ubicados en el municipio de San Fernando y también en el de Abasolo.

Indicó que en la reserva de Parras de la Fuente, a orillas del río Soto la Marina, hay una población de 10 millones de palomas, siendo la única reserva de paloma de esta magnitud en toda Latinoamérica, atractivo para cazadores nacionales y extranjeros.(Elcinco.mx)