A pesar de un deterioro en las expectativas, los analistas del sector privado prevén un escenario de revaloración del peso para finales de este año, el cual vendría acompañado de un aumento en las tasas de interés, de acuerdo con la encuesta mensual realizada por el Banco de México (Banxico).

Según la mediana de las nuevas previsiones, el tipo de cambio frente al dólar se ubicaría en 17.92 pesos al cierre de este año, lo que implicaría una ganancia de 3.1 por ciento o 55 centavos para el peso respecto al nivel spot, fijado el miércoles en 18.4895 pesos por el Banxico.

A pesar de que tanto el mercado como los analistas ya incorporan un alza de tasas de interés en México que evitaría una pérdida de competitividad de la deuda mexicana respecto a la de Estados Unidos, las expectativas sobre el tipo de cambio fueron revisadas al alza, debido a una combinación de factores internacionales que podrían modificar el balance de riesgos sobre activos locales, explicó Joel Virgen, analista de Banamex-Citi.

“No todos los factores que determinan la presión cambiaria están totalmente atajados por la tasa de interés. Hay muchos elementos de incertidumbre abiertos, más allá de Banxico”, dijo.

“Hay otros elementos externos que siguen estando abiertos y siguen determinando la volatilidad cambiaria: crecimiento en China, crecimiento en el bloque emergente, recesiones ya en curso a nivel global, la incertidumbre sobre la Fed incluso después de junio, las posibles acciones del Banco Central Europeo y el Banco de Japón”. (elfinanciero.com.mx)