Estadio Olímpico Universitario.- Líderes, invictos y en la comodidad del Olímpico Universitario, Pumas no presentó su mejor partido este miércoles ante Veracruz y el exceso de confianza les cobró factura al caer y darle tres puntos de oro a los escualos.

“Me parece que nosotros regalamos esa posibilidad y ellos aprovecharon, pero el mérito de ellos existe porque hicieron un juego y capitalizaron nuestros errores, deficiencias y exceso de confianza”, confesó David Patiño, entrenador de los felinos.

Los auriazules obsequiaron los primeros 30 minutos para la causa de los jarochos y eso servirá para que en la Jornada 8 ante Xolos consigan retornar al andar con el que iniciaron el Clausura 2018.

“Hay inercias propias del ser humano que son difíciles de detener. Regalamos 30 minutos del primer tiempo, ellos obtuvieron una ventaja que después no pudimos solventar. Pienso que este partido nos tiene que dar las lecciones necesarias es regresar al camino con el que empezamos”.

Fiel a su pensamiento, Patiño omitió hablar sobre el trabajo arbitral de José Alfredo Peñaloza, con amonestaciones y faltas cometidas sobre los jugadores auriazules.

“Desde mi punto de vista, el arbitraje no fue determinante en el juego. Mantendré mi política de no hablar del arbitraje”. (MedioTiempo.com)