Tamaulipas.- Entre 300 mil y 400 mil hectáreas del norte de Tamaulipas podrían quedar sin sembrar en el actual ciclo agrícola otoño-invierno debido a la falta de recursos económicos y también a la escasez de humedad.

El dirigente estatal de la CNC, Raúl García Vallejo manifestó que esta superficie de tierra representa el 50 por ciento de lo que históricamente se siembra en esta región.

Apuntó que la principal adversidad que enfrentará el productor es la falta de dinero, para preparar la tierra y sembrar la semilla, ya que la mayoría está descapitalizado y hasta con cuantiosos adeudos.

Lo anterior después de la eliminación apoyos para la comercialización de granos y otros padecidos a lo largo de la actual administración federal.

García Vallejo indicó que la segunda adversidad será la falta de humedad en la tierra ocasionada por la escasez de lluvias y también por la raquítica reserva de agua en las presas de las cuales se abastecen los distritos de riego del norte de Tamaulipas.

Esto último, ocasionado principalmente por el pago de vital líquido adeudado por México a Estados Unidos por el aprovechamiento de cuencas hidrológicas compartidas por ambos países en base a un tratado internacional.

“Si no hay humedad, para febrero ó principios de marzo, máximo, se van a quedar 300 a 400 mil hectáreas sin sembrar”, declaró.

García Vallejo comentó que la próxima semana se espera que el gobierno federal les informe cuánto vital líquido habrá disponible, para el Distrito de Riego 025, que comprende Reynosa, Río Bravo, Valle Hermoso y Matamoros.

Así como para el Distrito de riego 026, que comprende los municipios Mier, Miguel Alemán, Camargo, Díaz Ordaz, Reynosa y Río Bravo. (www.elcinco.mx)