Tamaulipas.- La sequía de este año no sólo provocó que bajaran los rendimientos de la producción de sorgo, sino también pone en riesgo el ciclo temprano 2018-2019, afirmó el secretarío de la Organización de las Ligas Agrarias de la CNC en Tamaulipas, Jorge Luis Camorlinga.

Actualmente, los bajos niveles de las preas preocupan a la gente del campo. «Ya lo vivimos con el ciclo de siembra pasado, a pesar de haber tenido buena humedad, las lluvias no se presentaron en tiempo y forma, provocandonos que disminuyeran los rendimientos principalmente en el área del temporal».

Otro problema a enfrentar es la falta de agua en las presas, por el momento se encuentran en niveles bajos, ya que las precipitaciones han sido mínimas. Sin embargo, espera que con la entrada de septiembre, uno de los meses con más lluvias, se empiece a captar el agua en las presas.

Señaló que la gente del campo trabaja en la preparación de las tierras para captar la humedad, haciendo preparaciones profundas. Agregó que la esperanza de los campesinos nunca se pierde, por eso siguen trabajando con sus tierras ciclo con ciclo, aún y cuando los cambios climatológicos afectan cada día más al campo. (Posta.com.mx)