Matamoros, Tamaulipas.- De no hacerse realidad una regulación integral a todos los involucrados en el negocio de la masa y la tortilla, para el próximo año se corre el riesgo de que quienes venden al público tengan que aumentar los precio s de sus productos, afirmó ayer José Angel Frías Rodríguez.

El representante en Matamoros dijo que incluso, el kilogramo de tortillas podría llegar a los 20 pesos, siendo que ahorita, en promedio, se oferta en los 16 pesos.

Para evitar esto, dijo que a nivel nacional, los expendedores de masa y tortillas han presentado la propuesta de que a la mayor brevedad posible se regule esta actividad.

“Pero esta regulación debe ser integral, ya que se debe involucrar tanto a los grandes industriales de la harina para que no aumenten los precio s cada que quieran, como en los expendios y obligar a quienes están operando al margen de la ley, a que paguen sus impuestos”, afirmó.

Frías Rodríguez dijo que tienen ya noticias de que brincando el año, las grandes harineras del país pretenden imponer un nuevo aumento a la materia prima y que esto debe evitarse.

Pero también menciona que habiendo ya un número elevado de tortillerías y que en muchas de estas non operan de manera legal al evadir impuestos, pueden vender sus productos a más bajo precio y que en esto también se implica una menor calidad.

La enorme competencia que hay actualmente en cuanto a negocios del ramo es una de las principales causas de que los debidamente establecidos estén operando con número rojos y que sus propietarios se hayan visto obligados a diversificar su productos para poder sobrevivir.

Esto no sería así, reitera, “si el gobierno escuchara nuestros planteamientos e impusiera reglas para que todos quienes se dedican a este negocio cumplieran con el pago de impuestos y se acabara con la evasión”. (ElMañana.com.mx)