Playa del Carmen, Quintana Roo.- Mientras que el Gobierno del Estado afirmó que el tiroteo en el bar Blue Parrot, en Playa del Carmen, que dejó cinco muertos y 15 heridos, se trató de un pleito personal, testigos asistentes en el lugar señalan que “alguien” había entrado al lugar y comenzado a disparar.

En redes sociales circulaban imágenes y videos de testigos del tiroteo ocurrido en Playa del Carmen. Esta región del Caribe, con aguas color turquesa y predilecta de turistas estadounidenses, canadienses y europeos, no suele registrar actos violentos ligados al narcotráfico.

Pero la madrugada de ayer el pánico se apoderó de los asistentes al festival de música electrónica BPM. Rashed Qassem, un libanés de 36 años residente en Estados Unidos, estaba con sus amigos en la discoteca cuando ocurrió el ataque. “Escuchamos un sonido, pensamos que eran fuegos artificiales en el club, luego nos dimos cuenta de que alguien había entrado por la puerta de salida y había empezado a disparar. Vi a un hombre desplomarse al piso baleado en la cabeza. Inmediatamente después, mi amigo que estaba sentado cerca de mí recibió un tiro por la espalda”, dijo el turista.

“Nos arrojamos al piso mientras el atacante seguía disparando. Mató a un guardia en la entrada”, añadió, al asegurar que ese hombre disparó “al menos 10 veces” antes de darse a la fuga.

Eric Álvarez, un DJ mexicano de 40 años, dijo que tuvo que “volar por la barda, la protección de metal, porque estaban disparando”. “Fue horrible porque estábamos superasustados”.

Aunque según autoridades los disparos habrían podido comenzar dentro del bar, otras fuentes aseguran que ocurrieron fuera del lugar.

Una editora de la revista musical Mixmag, con sede en Londres, presenció la balacera en el Blue Parrot y, según ella, al menos cuatro o cinco disparos se escucharon frente al club.

“En un principio, los guardias de seguridad no pensaron que eran disparos y decían que se trataba de fuegos artificiales, asegurando que todo estaba bien. Luego, las personas seguían corriendo y decían que habían visto una pistola”, aseguró Valerie Lee, editora en Estados Unidos de Mixmag digital, citada en la revista.

Tras refugiarse bajo una mesa de metal, la mujer dijo haber visto “cuerpos en el piso”.

“No parece que los atacantes intentaron entrar a la fiesta”, indicó Lee, al precisar que la Policía tardó más de 10 minutos en llegar”.

Agresor solitario tiró en la fiesta

PLAYA DEL CARMEN.- Un hombre solitario fue el presunto responsable del ataque en el bar Blue Parrot de Playa del Carmen que dejó cinco personas muertas, informó el fiscal General del Estado de Quintana Roo, Miguel Ángel Pech Cen.

Indicó que cuatro de las víctimas eran trabajadores del festival de música BPM, que murieron por herida de bala, y una mujer, al parecer asistente a la fiesta, por la estampida tras las detonaciones.

El fiscal descartó que se tratara de un atentado, aunque dijo que se desconoce el móvil de los hechos. Agregó que por el hecho hay tres detenidos, pero no confirmó si están involucrados con el ataque, y señaló que el presunto atacante logró escapar.

Informó que las personas fallecidas en el lugar fueron Kirk Wilson, supervisor de seguridad de BPM en el Blue Parrot, de nacionalidad canadiense; Daniel Pessina, de Italia. Asimismo, una mujer sin identificar, de entre 25 y 30 años, al parecer extranjera; un hombre de entre 30 y 35 años, así como Rafael Antonio Peñalosa Vega, de Veracruz, de 28 años, quien falleció en el hospital del IMSS.

Finalmente, indicó que en la zona de la agresión encontraron 20 casquillos, seis de calibre .38 súper, ocho de .9 milímetros y seis de 380, además de siete proyectiles. (Informador.com.mx)