Tamaulipas.- Contrario a lo propuesto por escuelas privadas a nivel nacional, en Tamaulipas no se considera opción el regreso a las aulas en el mes de marzo del presente año, ya que de hacerlo representaría un grave riesgo para la propagación de Covid-19 entre los alumnos y maestros.

En la entidad son mil 598 las escuelas privadas que se han mantenido cerradas casi un año, esto, ante los riesgos generados por la pandemia.

El consejero de la Unión de Padres de Familia del Sur de Tamaulipas, David Hernández Muñiz, consideró que el sistema híbrido que se busca implementar -en algunos estados del país-, donde solamente nueve de 35 estudiantes acudirían al aula de manera escalonada de tal forma que cada uno tenga clases presenciales una vez por semana, no podría garantizar la salud e integridad de los alumnos.

El riesgo radica que nueve de cada 10 menores contagiados con el SARS-CoV-2 son asintomáticos, pero sí transmiten el virus, por lo que el riesgo permanecería latente de darse un regreso adelantado.

Los colegios que busquen implementar este método tendrían que contar con la autorización del Gobierno del Estado y del Comité de Salud Estatal, de lo contrario corren el riesgo de perder la licencia y matrículas para poder operar, lo que tampoco es favorable, ya que en un sistema presencial no se tiene capacidad para que las escuelas públicas alberguen a los de privada.

“Con un solo estudiante que sea asintomático se tendría un brote, es un riesgo innecesario, estos niños andarán en tránsito, si sus padres están contagiados lo llevarán (el virus), los hacen más susceptibles, se vendría abajo todo el esfuerzo del Comité de Salud que se ha logrado porque generaría un rebrote, si se quieren unir (a iniciar clases en marzo) tendrían que tener la autorización del gobernador, no creo que se arriesgue a perderlo todo”, precisó.

Hernández indicó que recientemente realizaron un censo con 15 mil padres de familia del país, donde 97% reconoció que no enviarían a sus hijos a las aulas si no se les garantiza la salud, en este tenor, Hernández precisó que estiman que será en un plazo de hasta dos años cuando se retorne a las aulas que en Tamaulipas fueron cerradas el 18 de marzo del 2020, ya que la Secretaría de Salud federal no ha garantizado el abastecimiento de vacunas en este año. (www.elsoldetampico.com.mx)