Tamaulipas.- La baja de la matrícula en planteles privados a causa de la crisis económica ocasionada por la pandemia por Covid-19 podría provocar una alta demanda en las escuelas públicas, la que éstas no podrían atender porque no tienen la suficiente infraestructura ni capacidad para recibir una probable migración masiva de estudiantes.

De acuerdo con cifras de la Asociación Nacional de Escuelas Particulares-Asociación Nacional para el Fomento Educativo (ANFE-ANEP), el 40 por ciento de los 47 mil colegios privados corren el riesgo de cerrar sus puertas en este año.

Asimismo, la Secretaría de Educación de Tamaulipas (SET) adelantó que unos mil alumnos los que dejarían de estudiar en las escuelas particulares para ingresar a las públicas.

El presidente de la Unión Nacional de Padres de Familia (UNPF) en la zona centro del Estado, Miguel Ángel Carreón Paz refirió que el sistema educativo público no está preparado para absorber una demanda masiva de estudiantes que provengan de colegios privados, lo que forzosamente requieren del apoyo del gobierno federal para que no cierran y mantengan la prestación de sus servicios.

Carreón Paz añadió que los colegios particulares coadyuvan con el gobierno federal en proporcionar el servicio educativo a miles y miles de niños y jóvenes en todo el país, por lo que sí sería importante y justo que reciban algún tipo de apoyo oficial. (Gaceta.mx)