Ciudad Victoria, Tamaulipas.- El Gobierno de Tamaulipas y la Secretaría de Gobernación, a través de la Comisión Nacional de Seguridad, revisaron las estrategias con la finalidad de que ninguna circunstancia altere la elección del 1 de julio en la entidad. Entre las acciones analizadas están los patrullajes, el trabajo preventivo y la custodia de material electoral de parte del Ejército.

A la salida de la reunión, Francisco García Cabeza de Vaca, gobernador del estado, explicó que no llegarán más fuerzas federales a Tamaulipas para este propósito, sino que habrá un trabajo de coordinación entre los tres niveles de gobierno y los representantes del INE y el Instituto Electoral de Tamaulipas.

“Es trabajo de patrullaje en el trabajo preventivo que se tiene qué hacer; ya se ha dado a conocer que el Ejército mexicano ha hecho el traslado de las boletas electorales”, dijo el mandatario.

Destacó que en “que sí coincidimos plenamente en que no se va a permitir, por ninguna circunstancia, que nada ni nadie altere este proceso electoral, que es muy importante para la democracia de este país y para los tamaulipecos”.

En tanto, Renato Sales Heredia, comisionado de Seguridad Pública, reconoció que el problema de seguridad de Tamaulipas está vinculado con “el entorno del proceso electoral”, pero los trabajos de esta reunión buscan garantizar elecciones libres y pacíficas.

El gobernador del estado voló hacia Tampico para encabezar la reunión del Grupo de Coordinación de Seguridad, a la cual asiste la Marina, la Sedena, la Policía Federal y las corporaciones locales. (jornada.unam.mx)