Estados Unidos.- Más de 3 mil documentos sobre la muerte del expresidente serán expuestos al público, aunque medios indican que las agencias del Gobierno han presionado a Donald Trump para que mantenga ocultos algunos documentos.

El Gobierno de Estados Unidos abrirá este jueves los archivos secretos y bloqueados sobre el asesinato de John F. Kennedy en 1963.

“El largamente esperado lanzamiento de los #JFKFiles se llevará a cabo mañana. ¡Muy Interesante!”, indicó el presidente estadounidense, Donald Trump, en su cuenta de Twitter.

El magnicidio del 22 de noviembre de 1963 puso fin a los mil días de la presidencia de Kennedy, quien tenía 46 años cuando murió y sigue siendo uno de los mandatarios estadounidenses más admirados.

Miles de libros, artículos, programas de televisión, películas y documentales se han producido sobre el caso y sondeos muestran que la mayoría de los estadounidenses aún descree la evidencia oficial que apunta a Lee Harvey Oswald como el asesino.

Pese a serias dudas sobre la pesquisa oficial y teorías que apuntan a la participación del crimen organizado, de Cuba o incluso de una camarrilla de agentes de seguridad de Estados Unidos, las teorías conspirativas aún no han dado pruebas concretas de que Oswald actuó en complicidad con alguien.

Con los años, el Archivo Nacional ha liberado la mayoría de los documentos relacionados con el caso, pero un lote final permanece clasificado y sólo Trump tiene autoridad para decidir si parte de ese material debería seguir bajo secreto o ser difundido en forma redactada.

Medios han citado a funcionarios diciendo que agencias del Gobierno han estado presionando a Trump para que mantenga ocultos algunos documentos, bajo el argumento de que parte de los archivos más actuales podrían exponer algunas operaciones de inteligencia relativamente recientes.

El diario Washington Post dijo el sábado pasado que expertos en el asesinato de Kennedy no creen que el último lote de archivos contenga nada descomunal, pero sí que arrojarían luz sobre las actividades de Oswald durante un viaje a Ciudad de México a fin de septiembre de 1963, y lazos con espías cubanos y soviéticos.

Los Archivos Nacionales tienen hasta este jueves para dar a conocer los documentos restantes sobre el asesinato de Kennedy. Se espera que sean publicados más de 3 mil documentos que no han sido vistos previamente por el público y más de 30 mil que han sido dados a conocer previamente, pero con pasajes censurados.

En 1992 el Congreso dispuso que todos los documentos sobre el asesinato fuesen publicados en un plazo de 25 años, pero Trump tiene autoridad para bloquearlo sobre la base de que su publicación pueda dañar operaciones militares o de inteligencia, el orden o las relaciones exteriores.

Larry Sabato, director del Centro de Políticas de la Universidad de Virginia y autor de un libro sobre Kennedy, agradeció la decisión de Trump, diciendo que es lo correcto. “Los documentos de JFK han estado ocultos durante demasiado tiempo”.

La esperada publicación tiene a académicos y detectives aficionados entusiasmados. Pero es improbable que los documentos contengan alguna revelación grande sobre un atentado que ha generado teorías de conspiración durante decenios, dijo a la AP el juez John Tunheim el mes pasado.

Tunheim presidió la agencia independiente que en los 90 publicó muchos de los documentos sobre el asesinato y decidió por cuánto tiempo podían permanecer secretos otros. (ElFinanciero.com.mx)