México.- Todos los gastos de seguridad autorizados que están detrás de la prevención de las tomas clandestinas en México ascienden a 158 mil 333 pesos cada hora, o 3.8 millones de pesos al día, de acuerdo con información de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) y Pemex.

Estos gastos son los que destina la petrolera nacional a arreglar las perforaciones, paro de bombeo, personal para reparar, agentes de investigación, vigilancia permanente de los tubos, entre otros, y que finalmente se integran en el costo de cada litro de gasolina que consumimos en el país.

Estos costos, clasificados como “prevención del delito” fueron aprobados por la CRE en la resolución 224/2016 publicada el 22 de marzo del 2016, y enlista las tarifas que aquellos que utilizan los poliductos del país tendrán que pagar en el periodo de 2016 a 2018.

Las tarifas se aprobaron según la ubicación del ducto, la incidencia reconocida estadísticamente, entre otras variables.

Cada litro de gasolina los considera, pues la tarifa de transporte es uno de los componentes en la fórmula del precio que aprueba la Secretaría de Hacienda para las estaciones de la franquicia Pemex del país, así como en los estados donde ya está liberalizado.

Estos costos de prevención están calculados con la capacidad de uso actual promedio, de 26 por ciento, de todos los poliductos que transportan petrolíferos. (ElFinanciero.com.mx)